Quieren que se declare la emergencia comercial

Los dueños de negocios dicen que cayeron las ventas y AFIP presiona.

Los comerciantes de Río Negro impulsarán una declaración de emergencia para el sector, con el fin de hacer frente a la enorme presión impositiva que vienen soportando, a la sostenida caída de las ventas y al riesgo que existe de que continúe y que aun se incremente el cierre de locales. La iniciativa será dirigida al gobierno nacional, puesto que en particular interesa que se ponga freno al acoso que la AFIP descarga sobre los propietarios de establecimientos mercantiles.

La propuesta es evaluada en cada una de las cámaras de comercio locales y cuenta con la coordinación de la Federación de Entidades Empresarias de Río Negro.

Uno de los aspectos más significativos tiene que ver con que el pedido de declaración será tomado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa y serviría como antecedente para repetir planteos similares en cada una de las provincias del país. En otras palabras, los comerciantes rionegrinos serían la punta de lanza de un reclamo argentino general.

Según diversas fuentes, la alternativa se ha tratado por ahora con cierto sigilo, pero para hoy está prevista una reunión en la zona atlántica en la que se espera dar los pasos decisivos y perfilar los requerimientos organizativos para fortalecer al máximo la pretendida declaración, que podría extenderse por un período de 180 días a un año. Por lo que se supo, el tiempo concreto a plantear todavía es materia de discusión.

Para los comerciantes, los operativos, la persecución judicial y los embargos de la AFIP resultan el gran objetivo a limitar en la actualidad. Los perjuicios que la insistencia extrema del organismo ocasiona en el rubro mercantil son enormes, ya que se está atravesando uno de los peores momentos de las últimas décadas. En junio se registró un 4,2 por ciento de caída de las ventas minoristas en todo el país, y en el año se lleva acumulado un descenso del 2,8%.

A todo esto, en el caso particular de Río Negro, también son conocidas la fuerte presión de Rentas de la Provincia y la repercusión negativa del aumento del impuesto a los ingresos brutos.

6 meses y hasta un año podría tener el período de vigencia de la emergencia sectorial.

Se organizan para atraer clientes en el Día del Niño

Ante los vientos adversos que soporta el sector mercantil local, empezarán los preparativos para la celebración en agosto del Día del Niño, que es una de las fechas del calendario festivo nacional en que las ventas tienden a crecer. Propietarios de establecimientos y referentes de la Cámara de Industria y Comercio unirán esfuerzos e imaginación para potenciar al máximo atractivos, ofertas y promociones que incrementen el expendio de mercadería para la ocasión.

A tal fin, están proyectados un preencuentro organizativo para el miércoles y una primera reunión más formal para un día después, el jueves, en la que se irán delineando las estrategias y acordando las mejores vías para incentivar a los consumidores.

En junio pasado, la celebración del Día del Padre resultó un momento decepcionante para el comercio local y del país, con una fuerte caída de ventas. Por ello, tomar recaudos para el Día del Niño se vuelve una necesidad de primer orden.

LEÉ MÁS

Empresarios contra los impuestazos y tarifazos

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario