Quedó incrustado en un poste de cemento de la Ruta Chica

El automovilista sufrió heridas leves.

La Ruta Chica se transformó en los últimos meses en escenario de graves accidentes de tránsito que incluyeron muertes. Ayer ocurrió otro siniestro, con un auto incrustado en una columna del tendido eléctrico. Podría haber sido una tragedia, pero el conductor sólo resultó con heridas leves.

El tramo que va entre Puente 83 y Circunvalación se transformó en una virtual pista de carreras y los automovilistas realizan arriesgadas maniobras, con un escaso margen para equivocarse porque cualquier despiste implica terminar chocando contra los postes de alumbrado o los árboles de la zona de chacras de María Elvira. A este riesgo se suma el permanente tránsito de ciclistas por la bicisenda o simplemente deportistas y peatones que cubren el trayecto entre Fernández Oro y Cipolletti.

En el accidente de ayer, alrededor de las 15:30, se dieron las circunstancias habituales de una aparente maniobra de sobrepaso y un automovilista que no pudo evitar salirse de la cinta asfáltica. De acuerdo con fuentes policiales, el vehículo -un Fiat Uno- trató de evitar un choque con una camioneta y terminó incrustado en una columna de cemento, que se inclinó peligrosamente hacia la ruta.

De manera conjunta, policías y algunos automovilistas que detuvieron su marcha brindaron los primeros auxilios al conductor del Uno. Luego fue trasladado al hospital de esta ciudad, donde se comprobó que presentaba politraumatismos en las piernas.

En tanto, y por la inclinación de la columna de cemento hacia la ruta, los agentes de tránsito tomaron distintas precauciones y se dispuso un desvío de vehículos entre Cipolletti y Oro. Pasadas las 16, arribó una dotación de Edersa que se vio obligada a retirar un transformador. El trabajo se desarrolló con normalidad y a las 17:30 volvieron a habilitarse los dos carriles de la Ruta 65.

En cuanto al conductor, tiene 21 años y gracias a que llevaba colocado el cinturón de seguridad no sufrió lesiones de gravedad. La Policía caminera quedó encargada de la investigación del siniestro y de establecer la participación de otro vehículo, que no habría detenido su marcha, explicaron las fuentes.

Cada vez más transitada

Desde que se iniciaron las obras de ensanchamiento de la Ruta Nacional 22, sumado a la multiplicación de los loteos, la Ruta Chica se transformó en un ir y venir permanente de vehículos. No sólo hay inconvenientes en horarios pico, sino también cuando se encuentra totalmente despejada debido a la alta velocidades con la que circulan los automovilistas.

En jurisdicción de Fernández Oro se apeló a los lomos de burro para prevenir accidentes.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario