El clima en Cipolletti

icon
-3° Temp
93% Hum
LMCipolletti trapecista

El trapecista rionegrino que cayó desde 6 metros tuvo una mejoría que genera esperanzas

Lautaro Bustos, oriundo de San Antonio Oeste, se accidentó cuando presentaba un número en un circo que se había instalado en Caleta Olivia. Salió de terapia y está en una sala común sin respirador.

Una mejoría que abriga esperanzas experimentó Lautaro Bustos, el trapecista rionegrino que sufrió un grave accidente al caer desde poco más de 6 metros de altura cuando realizaba un número en el circo Dihany durante una función en Caleta Olivia, Santa Cruz.

El joven de 21 años oriundo de San Antonio Oeste estaba internado en el área de terapia intensiva del hospital de esa ciudad, asistido por un respirador artificial y con riesgo de muerte.

Te puede interesar...

Pero al comienzo del último fin de semana lo bajaron a una sala común y le retiraron el oxígeno, informó Mariela Segundo, su mamá.

“Lauty está un poco mejor. Creemos que lo peor pasó. Vamos avanzando. Empezamos con la rehabilitación y estamos esperando la derivación para llevarlo a una clínica de mayor complejidad, que puede ser en Buenos Aires, Bahía Blanca o Mar del Plata”, indicó la vecina sanantoniense.

Lautaro Bustos 3.jpg

De todos modos, saben que deberán enfrentar una recuperación lenta y extensa, dado que la lesión más severa es la fractura de la quinta vértebra cervical, por lo que tiene comprometida la movilidad en los miembros inferiores y superiores.

Fue sometido a una delicada operación en la que le implantaron una prótesis, y aguardan su evolución.

Segundo destacó que por iniciativa propia le realiza masajes en los hombros y que comenzó a mover los brazos, aunque con dificultad.

Lautaro Bustos 5.jpg

“Le pedí al terapista que me enseñara a realizarle ejercicios de rehabilitación. Sé que se lo van a hacer especialistas, pero no quiero esperar”, sostuvo. Ese pequeño movimiento que puede realizar, le genera entusiasmo.

En cambio, aún no advirtieron avances con las piernas. El panorama descripto por los profesionales médicos es poco alentador, pero no se dejan vencer.

“No vamos a bajar los brazos. Yo no voy a ninguna iglesia, pero tengo mucha fe y confío en que Dios nos va a dar una mano. Pido que pueda caminar, aunque no sea como antes”, agregó.

El circo “se borró”

La noche del lunes 27 de mayo el circo Dihany ofreció una función y como parte de la programación, Lautaro se presentó en el escenario para protagonizar su número en el trapecio a poco más de seis metros de altura. Pese a la peligrosidad del espectáculo, no había una red ni ninguna otra superficie de amortiguara una eventual caída, y el joven artista tampoco estaba sujeto a un arnés.

No se había establecido con precisión que pasó, pero en uno de los movimientos Lautaro cayó al vacío, lo que generó una enorme conmoción en el público que, en este tipo de espectáculos, suele estar nutrido de niños.

El show fue suspendido y Lautaro trasladado de urgencia al hospital, donde le prestaron asistencia y quedó internado en terapia intensiva, luego de ser sometido a la delicada cirugía.

Circo Dihany .jpg

El grave suceso fue noticia nacional y en los medios santacruceños reflejaron la queja de los familiares del joven, porque no estaba registrado laboralmente y carecía de ART -Aseguradora de Riesgos del Trabajo-.

Si bien Daniel Molina, el dueño de la compañía, aseguró que se haría cargo de todos los gastos, pocos días después del hecho advirtieron que había comenzado a desarmar la carpa para partir.

Por eso asistidos por un abogado presentaron un recurso a la Justicia santacruceña, que ordenó una medida cautelar que prohibió al circo salir de la ciudad. Pero fue una medida temporaria, por cinco días, por lo que una vez cumplido el plazo se trasladaron a Comodoro Rivadavia.

Mariela, como ya lo hizo su otro hijo Sebastián, admitió que Molina asumió los gastos implante, pero no más que eso. "Se borró", lamentó.

De allí que pretenden que, a través de la Justicia, le obliguen a hacerse cargo de todos los costos que deriven de su recuperación.

El circo Dihany se hizo conocido en el Alto Valle porque lo sorprendió la pandemia de Covid en Cipolletti, donde tuvo que quedar varado cerca de 20 meses.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario