Protesta y piquete de comedores frente al Municipio

Reclamaron por demoras en la entrega de alimentos y cortaron el tránsito.

Ayer por la mañana unas 300 personas de seis comedores comunitarios de la ciudad se movilizaron hasta la sede central del Municipio para exigir que se entreguen en tiempo y forma los alimentos frescos comprometidos para los diferentes barrios. En ese marco realizaron una olla popular sobre la calle Yrigoyen y se reunieron con los funcionarios de la Secretaría de Desarrollo Humano y Familia. Desde la Municipalidad rechazaron las acusaciones y aseguraron que no cortaron la entrega en ningún momento.

La convocatoria fue a las 9 en el Paseo de la Familia y desde allí los manifestantes marcharon por las calles del centro de la ciudad. Se trató de vecinos de los barrios Costa Norte, La Unión, 2 de Agosto, Puente 83 Norte y Sur, Auka Liwen y La Tapia, quienes exigieron al gobierno local que no interrumpa la entrega de los alimentos frescos que se habían comprometido para los comedores y los merenderos donde asisten cientos de niños de bajos recursos. También pidieron la regularización de programas sociales, mejoramiento habitacional y microemprendimientos.

Luego de varias horas de protesta los titulares de la secretaría de Desarrollo Humano y Familia se reunieron con los manifestantes y acordaron incorporar los nuevos asentamientos irregulares al cronograma.

Según expresó Natalia Quinteros del MTD, el acuerdo fue de palabra y se esperará a que se cumpla. Desde el Municipio, en tanto, expresaron que se asiste diariamente a 13 comedores comunitarios y 10 merenderos en diferentes barrios de la ciudad, y aseguraron que la entrega de alimentos no se suspendió.

“Se mantiene un diálogo fluido con los dirigentes sociales de cada sector, con los que se coordina la entrega de la mercadería y asistencia en forma permanente no sólo en materia de alimentos sino también con bonos de gas, materiales para la construcción y diferentes subsidios que atienden a situaciones específicas. En algunos casos de comedores grandes, los montos oscilan en los $50 mil mensuales que se entregan en mercadería para su funcionamiento”, expresó Pablo García, director administrativo.

Desde el área hicieron saber que en lo que va del año, solamente en compra de alimentos secos y frescos, se invierten más de $700 mil mensuales.

Crisis

Cada vez son más los comedores

El año pasado fue crítico en cuanto a la pérdida del poder adquisitivo, situación que se evidenció principalmente en las barriadas más postergadas. En Cipolletti esta situación se observó en la cantidad de personas que asisten a los comedores, que se duplicó. Esta situación se mantuvo un poco más estable durante el corriente año, aunque también se abrieron un par de merenderos nuevos debido a la gran demanda.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario