Prometen tres cámaras más para custodiar la UNCo

Tortoriello les aseguró a los estudiantes que se implementarán nuevas medidas de seguridad.

Más cámaras de seguridad, más presencia de la Policía, más iluminación y más obras de infraestructura. Todo eso falta para contrarrestar un poco la inseguridad en el acceso e inmediaciones del campus universitario, donde miles de estudiantes concurren a clase, incluso en horario nocturno.

“Somos papás, abuelos, tenemos hijos, nietos y amigos estudiando, compartimos el temor y la preocupación. La inseguridad es un flagelo que azota en todos lados, es una realidad, no es una sensación. Estoy conmocionado”, expresó el intendente Aníbal Tortoriello.

Ayer bajó de su despacho a la calle para recibir el petitorio que entregaron los estudiantes movilizados y, en diálogo con LM Cipolletti, comentó las acciones a tomar para que alumnos y docentes estén más seguros al transitar por el lugar.

En principio, acordó con autoridades del Ministerio de Seguridad colocar tres cámaras para monitorear el movimiento de los alumnos. Actualmente, la más cercana está a cien metros, sobre la calle Perón. Los técnicos definirán dónde resulta estratégicamente conveniente instalar los dispositivos.

El jefe comunal resolvió también incrementar la iluminación del sector. “Si bien el alumbrado público está en perfectas condiciones, vamos a instalar una línea adicional a mitad de columna en el acceso a la universidad, que aumentará muchísimo la capacidad”, anunció.

Los estudiantes también solicitaron un cambio en los recorridos de los colectivos que pasan por el lugar. En ese sentido, Tortoriello se comprometió a realizar gestiones para que el transporte urbano e interurbano pase por la entrada de la facultad. Sin embargo, relativizó el peligro: “La mayoría pasa por Perón, a media cuadra del ingreso, no es mucha la diferencia”.

Consideró que la preocupación de la comunidad es genuina y reconoció que los hechos ameritan una revisión para mejorar la seguridad de la zona. “Desde que comenzamos la gestión, vimos que era nefasta la forma en que tenían que entrar los alumnos por calles de ripio, sin vereda y con muy poca iluminación. Tras estos intentos de secuestro, nuevamente tenemos que poner el foco para mejorar las condiciones del lugar y llevar tranquilidad”, concluyó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario