El clima en Cipolletti

icon
19° Temp
44% Hum
LMCipolletti mujeres

Primer paro de mujeres con aborto legal en el país

Panorama y contexto de un 8 de marzo distinto, en medio de la pandemia y con un derecho conquistado. Cuáles son los desafíos por delante.

Este 8 de marzo es el primer paro de mujeres con aborto legal en Argentina, lo que coloca al movimiento feminista en un contexto muy distinto al de años anteriores. El femicidio de Úrsula Bahillo, en Rojas, y el de Guadalupe Curual, en Villa La Angostura, intensificaron las demandas a la Justicia y traslucieron la falta de políticas de los Gobiernos para llegar antes que las mujeres sean asesinadas, incluso cuando han denunciado a sus agresores.

"Hay una sensación de que algunas situaciones no se toleran más, pero también esta incertidumbre de ¿qué más tenemos que hacer para que se entienda cuáles son nuestros reclamos?", dice Ruth Zurbriggen, de la colectiva feminista La Revuelta. Reconoce la dificultad para sintetizar el contexto en que se desarrolla este 8 de marzo en el país, pero identifica al "poder judicial patriarcal" como "lo que está bien en alto en esta nueva acción del 8M". También marca la responsabilidad "del Estado y los gobiernos".

Te puede interesar...

El 8 de marzo del año pasado todavía no estaba decretado el aislamiento obligatorio en el país, por lo cual la movilización de todos los años se realizó, sin saber lo que ocurriría apenas unos días después. Los meses posteriores al inicio de la cuarentena fueron difíciles para las víctimas de violencia: obligadas a permanecer encerradas con sus agresores, los llamados a la línea nacional 144 y la línea provincial 148 se multiplicaron.

Marcha 8M Paro de mujeres

En este marzo, Zurbriggen marca un segundo tema a visibilizar este año: "las condiciones de superexplotación del trabajo impuestas con la pandemia", en referencia al "trabajo asalariado, trabajo no asalariado y trabajo de los cuidados". Es que las tareas domésticas también se multiplicaron, mientras que gran parte de los trabajos remunerados irrumpieron en los hogares, y la desocupación se agudizó.

"Son dos temas (junto con las violencias machistas) que necesitan de una profunda intervención política desde los feminismos para seguir exigiendo", recalcó. "Hay una necesidad de estar en la calle, de demostrarle al gobierno que estamos profundamente insatisfechas con lo que están haciendo, que sus políticas no están cuidando ni haciéndose eco de nuestros reclamos, que estamos en tiempos donde las políticas no pueden ser apenas unas pinceladas sino que requieren acciones profundas que les pongan a pensar en la complejidad que estos temas tienen".

Este 8 de marzo es el segundo con Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad en el país. Esta vez, con un poco más de andar que el del año pasado (cuando apenas habían transcurrido tres meses de la asunción del presidente Alberto Fernández). Para la activista, al área "todavía le falta mucha presencia territorial, que se noten sus políticas en los territorios y en la materialidad del reclamo concreto".

Mencionó, por ejemplo, que "todavía no está instrumentado como lo necesitamos, ni de parte de Nación ni de Provincias" lo referido a "recursos económicos para quienes sufren situaciones de violencia". También señaló la necesidad de "generar más políticas de transversalidad" en conjunto con otros Ministerios. "Tampoco hay un ejercicio que nos esté mostrando que vamos hacia eso, que se están implementando políticas que vayan en un tono de integralidad y de propuestas conjuntas porque sino es una fragmentación del problema cuando el problema es transversal a toda la sociedad".

Hasta que fue ley

Tras tantos años de reclamo y de insistencia por el aborto legal, de socorrismos organizados y de debates incansables, el 30 de diciembre de 2020 el aborto voluntario se hizo ley en Argentina. Será raro que, por primera vez, no forme parte de las banderas, las pancartas y los documentos al finalizar la marcha. Los pañuelos verdes, sin embargo, seguirán visibles como símbolo de lo conquistado y como muestra de lo que todavía falta, aún con Ley.

"Se siente emoción por lo conseguido. ¿Y qué es lo que nos vuelve a mostrar esto? Que organizándonos, que reclamando, que la persistencia, que la tenacidad consigue derechos como este, que hoy es la Ley 27.610", afirma Zurbriggen.

ON - Marcha Aborto legal (20).jpg

¿Los desafíos para adelante? "La ley generó un piso de enormes posibilidades porque es un texto que es muy potente, pero ese piso de posibilidades hay que hacerlo vivir en las instituciones. No nos vamos a cansar de decir eso", reafirma. Con esto se refiere no sólo a que el Estado garantice su efectivo cumplimiento sino que se ponga a la cabeza de la difusión del derecho en todos y cada uno de los hospitales, de los medios de comunicación y en todos lados.

"Ahora nos queda el enorme trabajo en los territorios para que en cada centro de salud, en cada hospital, en todos los espacios del sistema de salud esto sea un derecho realmente garantizado. Nos queda el trabajo en educación para que se incorpore a la currícula. Nos queda difundir el derecho para que no sea conocido sólo en las grandes urbes. Sentimos que es inmenso el logro pero nos sentimos desafiadas a nuevas acciones en pos de que este derecho no quede circunscripto a un papel o a los lugares donde ya se viene garantizando", enumeró.

Y reconoció que, por el momento, "la difusión de la ley todavía sigue y va a seguir centrada en quienes venimos activando en este tema desde hace décadas".

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
10% Me gusta
10% Me da igual
0% Me aburre
80% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario