El clima en Cipolletti

icon
-1° Temp
93% Hum
LMCipolletti Ruta 22

Se encontraron con un obstáculo y chocaron en la Ruta 22

El conductor que iba adelante se movió de golpe y no pudieron esquivar los tambores que señalizan la obra en la ruta. Durmieron allí, por miedo a robos, mientras esperaban la grúa.

Dos hombres que volvían desde el Alto Valle a Puerto Madryn sufrieron un fuerte golpe al chocar en la Ruta 22 y luego de ser atendidos por personal del Siarme, pasaron la noche al costado del camino esperando una grúa, por temor a que les robasen el auto. Según afirmaron, se sorprendieron por la maniobra de otro conductor y no tuvieron tiempo a reaccionar.

El accidente se produjo alrededor de las 2 de este sábado y el estado en el que quedó el auto, un Nissan March color blanco. El choque fue frontal y el vehículo sufrió daños graves, quedando sobre la cinta asfáltica de la ruta.

Te puede interesar...

El conductor accidentado aseguró que estaban de viaje de regreso a Puerto Madryn cuando en cercanías al cruce de la Isla Jordán el auto que iba adelante hizo una maniobra brusca de evasión. Cuando el auto que seguía se movió, se topó a muy poca distancia con uno de los tambores que delimitan la obra de la Ruta 22.

En la zona la iluminación es muy escasa y es posible que el conductor que iba adelante no se haya percatado de los tambores colocados para señalizar desvíos y reducción de tramos de la calzada. Eso fue determinante en el accidente.

-Choque Ruta 22 (Cruce Isla Jordan) (4).jpg
Los ocupantes del auto accidentado decidieron esperar allí a la grúa. Temían que les roben. Foto: Antonio Spagnuolo.

Los ocupantes del auto accidentado decidieron esperar allí a la grúa. Temían que les roben. Foto: Antonio Spagnuolo.

"No veníamos ligero, a unos 60 o 70 kilómetros, pero teníamos el tambor encima y no lo pudimos esquivar", relató el conductor accidentado. Sin poder controlar el vehículo, ni frenar, tras el primer impacto embistió un segundo tambor. La parrilla y la zona del radiador del vehículo quedaron destruidos. Uno de los tambores impactó contra el parabrisas, en la zona del acompañante.

El auto finalmente se detuvo contra el guardarrail que delimita la ruta, hasta que junto a agentes de la Policía lograron moverlo a la banquina para reducir el riesgo de nuevos accidentes.

Miedo a los robos

La Policía terminó de hacer los peritajes de rigor alrededor de las 2.30, cuando los dos ocupantes del auto ya habían sido examinados por médicos del sistema de emergencias de la ciudad, que determinaron que no debían ser hospitalizados.

A pesar de que la Policía ofreció traslado a algún lugar para pasar la noche, mientras esperaban la grúa, los hombres se negaron puesto que temían que aparecieran los ladrones. Decidieron esperar allí que llegase el remolque pese a que el seguro tenía al menos cinco horas de demora.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario