El clima en Cipolletti

icon
11° Temp
58% Hum
LMCipolletti Peñas Blancas

Peñas Blancas: cierran causa por violento ataque de una mujer a otra

La agresora irrumpió en la sala de primeros auxilio y le dio una paliza a la víctima. La acusó de haber intentado perjudicar a su marido. Cumplió una probation, pagó $5 mil y la sobreseyeron.

Una vecina de Peñas Blancas que le dio una feroz paliza a otra en la sala de primeros auxilios del paraje ubicado al norte de Río Negro, cerca de Catriel, fue sobreseída luego de cumplir una probation con pautas de conducta y un aporte económico para la misma institución sanitaria.

El incidente se produjo el 27 de mayo de 2020 y habría sido el detonante de un conflicto que mantenían ambas mujeres por el trabajo que cumplía el marido de una de ellas y un supuesto pedido de desplazamiento.

Te puede interesar...

La acusación describió que minutos antes de las 18 de ese día, Antonella Marangel ingresó al establecimiento y “con intenciones de causarle un daño en el cuerpo y la salud” atacó a Adriana Sandoval. Le dio un golpe de puño en la cara y le golpeó la cabeza contra el marco de la puerta de ingreso, mientras la amenazó e insultó.

“Hija de puta, yo se que hiciste una nota para echar a E., mi marido”, “a mi marido no lo vas a echar, porque si no ya vas a ver lo que te va a pasar”, “también me dijo mi cuñado que retirarse cien mil pesos y los robas en vez de ayudar a la gente”, “hija de puta, te voy a cagar tanto a palos hasta que dejes esa oficina.”, señalando con su mano la oficina de la Comisión de Fomento.

Luego agregó “... te voy a cagar a trompadas, vas a tener que dejar ese cargo porque vos no sos de acá, los Suras son de acá...”, para después retirarse en bicicleta.

Sandoval sufrió lesiones de carácter leve. Personal médico certificó traumatismo de cráneo “a nivel de región sagital” y “tumefacción en cuero cabelludo de 2x1 centímetros en la región parieto temporal derecha”.

Marangel, quien hasta ese momento carecía de antecedentes penales, fue imputada por el delito de “lesiones leves y amenazas simples”. La causa derivó en una suspensión de juicio a prueba (probation) con pautas de conducta por el término de un año, resolución que fue aceptada por Sandoval.

La medida estableció la prohibición de contacto por cualquier medio con la víctima y que en caso de cruzarse circunstancialmente con ella debía alejarse. También debió presentarse cada dos meses en el Juzgado de Paz de Catriel, fijar domicilio, no cometer nuevos delitos ni consumir drogas y bebidas alcohólicas en la vía pública.

Además, tuvo que comprar insumos para la sala de primeros auxilios por un total de 5 mil pesos en concepto de reparación económica.

En una audiencia realizada semanas atrás Pablo Barrionuevo, defensor de la acusada, pidió su sobreseimiento dado el cumplimiento del plazo fijado y las pautas de comportamiento. El requerimiento fue aprobado por la fiscal Adjunta Andrea Bolognese, quien coincidió en que la mujer no volvió a cometer delitos.

Ante la postura de las partes, el juez Marcelo Gómez resolvió declarar extinguida la acción penal y dictó el sobreseimiento de la acusada.

Como es de rigor en estos casos, el magistrado también declaró que el proceso no afecta el buen nombre y honor que hubiera tenido la imputada.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario