Polémico secuestro: no había grúa y se llevaron el auto manejando

Como no había grúa, lo manejaron los inspectores de Tránsito.

Al Municipio se le rompió la grúa y los inspectores de Tránsito junto con policías de un operativo de control tuvieron que hacer circular al menos un auto secuestrado hasta el predio de Pacheco. La situación llamó la atención de algunos transeúntes ocasionales que observaron la maniobra y se preguntaron si es posible proceder de esta manera cuando el conductor está en infracción y su rodado tiene que ser retenido.

El hecho ocurrió durante la madrugada del domingo, en un operativo de control. “Debe haber sido una situación aislada, emergente, porque en el 99,9 por ciento de los casos trasladamos los vehículos con una grúa”, dijo el director general de Seguridad Ciudadana, Aldo Mildenberg, a LM Cipolletti.

Te puede interesar...

La grúa había salido de servicio el sábado por la madrugada, en cuya oportunidad se tuvo que acudir de urgencia al alquiler de un particular para trasladar un vehículo que ya estaba precintado y listo para su traslado, en Fernández Oro y 25 de Mayo.

Aunque resulte extraño ver a un inspector de tránsito tomar la posta del traslado de un auto en infracción, Mildenberg aseguró que la legislación municipal lo permite. El código de Tránsito sólo obliga a labrar actas de los secuestros y a precintar los vehículos.

“Hay secuestros que lo permiten y otros que no. Eso se puede hacer si el auto está en perfectas condiciones y con los papeles en regla. Lo podemos mover de esa manera con una custodia policial que no se corta”, comentó el funcionario.

De todas maneras, reconoció que no es una práctica frecuente, pues incluso hubo casos en que la Municipalidad contrató una “camilla particular” porque legamente no podía hacer andar el rodado secuestrado, ya sea porque el vehículo en cuestión carecía de documentación o era de dudosa procedencia.

Pero, reiteró, si el conductor está alcoholizado, no hay nadie que pueda tomar el control del volante ni se cuenta con el auxilio de la grúa, puede suceder que su auto sea trasladado bajo custodia.

“El problema es que la gente esté alcoholizada al manejar un auto”, destacó el titular de Seguridad.

A la grúa municipal se le rompió el malacate pero se esperaba que entre anoche y hoy estuviese lista para funcionar. Mientras tanto, se analiza la compra de otro equipo para evitar complicaciones.

Está permitido, pero deja dudas

Es legal

El Código de Tránsito fija los casos en los que un vehículo debe ser secuestrado y plantea la grúa como forma de traslado. Sin embargo, no prohíbe que se lo lleven los inspectores.

¿Y si chocan?

A varios testigos les llamó la atención ver un auto secuestrado conducido por inspectores. La pregunta que surgió es qué pasa si se produce un choque durante el traslado

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario