El clima en Cipolletti

icon
14° Temp
52% Hum

Plantean un precio mínimo para la fruta de $35 el kilo

El referente de los productores, Carlos Carrascós, reclamó el valor para la temporada. Anticipan una cosecha con bajos rindes por las heladas y el granizo.

Te puede interesar...

A pocos días del inicio de una nueva cosecha, los productores no cuentan, una vez más, con un precio de referencia para su fruta. El problema es de larga data y, pese a que existen herramientas legales y políticas para superarlo, no parece haber voluntad de los sectores de poder por cambiar las cosas.

Sin embargo, conocedores del paño, los chacareros saben de sobra lo que, mínimamente, debiera corresponderles. En el caso del referente de los productores autoconvocados, Carlos Carrascós, estimó que por el kilo de manzana o de pera no se debiera pagar menos de 35 pesos, como para recuperar lo invertido y obtener algo de ganancia.

El monto, que no parece en absoluto exagerado, está lejos de lo que se está pagando en la actualidad por el kilo de fruta vendido en la temporada pasada. No más de 15 a 20 pesos. Se trata de operaciones obligadas para los productores, que entregan por anticipado su cosecha y no conocen hasta meses después, en la temporada venidera, cuánto van a cobrar.

Carrascós manifestó que existen herramientas como la ley provincial 2355, que establece una Mesa de Concertación Permanente de la Producción Frutícola, Hortícola y otras actividades, que fue concebida, entre otras razones, para que los sectores de la cadena productiva se pongan de acuerdo y concilien un precio adecuado. Lamentablemente, la Mesa no ha sido convocada prácticamente nunca desde su promulgación en 1989.

Sostuvo que tampoco viene demostrando demasiado interés por definir un precio justo para los chacareros la Federación de Productores de Río Negro y Neuquén, que no escaparía a los juegos políticos y de poder que rodean la actividad productiva. Tampoco los gobiernos de la región salen a terciar para echar luz sobre el problema. “La gran enfermedad de la fruticultura no es otra cosa que la política”, enfatizó el dirigente.

Se viene una cosecha de bajos rindes

En relación con la cosecha que se está por iniciar, Carlos Carrascós manifestó que será “un año de baja producción”, con el riesgo de que se vea afectada por la explosión de casos de la pandemia, un riesgo que se incrementará dentro de pocos días por el arribo de entre 10.000 y 15.000 trabajadores golondrinas desde otros puntos del país.

Destacó que, junto con los duros inconvenientes provocados por las heladas y el granizo, se anticipa una “mala calidad” de la fruta, en comparación con otras temporadas, y dijo que, cuando se termine de cosechar, probablemente continúe la expulsión de la actividad de más productores que no pueden hacer frente a una realidad de altos costos e ingresos muy limitados, por debajo de lo que sería necesario para mantenerse en el rubro.

Hace unos años, había 2.700 productores trabajando, hoy no quedan más de 700.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario