"Pido justicia por mi hijo"

Mónica Lobos quiere que se esclarezca la muerte en el basural.

Hace seis años murió Maicol, el joven cartonero que fue arrollado por un camión de basura mientras dormía cubierto por una frazada, entre cajas de cartón. Seis años de impunidad y mucho dolor para su familia. “Que la gente no se olvide de él, tiene derecho a justicia”, dijo su madre, Mónica Lobos.

Ayer se cumplió un nuevo aniversario de la muerte de su hijo, cuando tenía 16 años, y no hay día que no lo recuerde, pero no baja los brazos, aun cuando la Justicia Penal dio por concluida la causa con el sobreseimiento del chofer y los coleros involucrados en el hecho.

“No fue un accidente. Si hubiese tirado la basura que tenía que tirar en su sector, esto no habría pasado, porque mi hijo estaba en la orilla de la calle”, se lamentó Mónica. Y agregó: “Por lo menos queremos que uno de los coleros involucrados no tenga oportunidad de manejar un camión prensa, como lo está haciendo actualmente”.

Comentó que apeló tres veces el fallo, pero no pudo revertir el sobreseimiento, por lo que sólo le queda encontrar algo de reparo en el fuero civil, donde ya inició acciones legales.

Demandan al Municipio y al seguro Rivadavia por daños y perjuicios y medio millón de pesos. Ya ganaron la primera instancia, pero la causa se detuvo tras la apelación que presentó el Ejecutivo.

Mientras tanto, Mónica y su familia tienen por delante la difícil tarea de ganarse la vida con pocos recursos. Se replantean cómo seguir luego de los cambios que tuvieron que transitar con la gestión de Aníbal Tortoriello. Según contó la mujer, tuvo que desocupar el predio donde juntaba los materiales reciclables y en la casa donde vive tampoco los puede acopiar, ya que en la garita de seguridad del Municipio impiden que le dejen esos materiales. “Como no podemos trabajar, nos vamos a la toma 10 de Febrero”, anticipó.

6 años pasaron desde la trágica muerte de Maicol en el basural cipoleño de El 30.

El incidente

El hecho ocurrió el 23 de octubre de 2011, a las 6, cuando Javier Andrés López llegó hasta el basural para arrojar la carga del camión y mientras realizaba maniobras pisó a un adolescente de 16 años, quien dormía cubierto con una frazada y cajas de cartón.

En la resolución del STJ se puntualizó que el juez de Instrucción decidió sobreseer al imputado porque no tuvo posibilidad de prever el resultado y, por eso, no lo pudo evitar.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario