El clima en Cipolletti

icon
10° Temp
40% Hum
LMCipolletti pena

Pidieron 11 años de cárcel para el odontólogo violador

Se trata del cipoleño Mariano Marques declarado culpable de violar a una paciente en medio de una consulta. También se pidió que se ordene la prisión preventiva hasta tanto la pena quede firme. El abusador está actualmente en su casa.

Este viernes se conoció el pedido de pena que realizó al Fiscalía en contra del odontólogo cipoleño Mariano Marques, declarado culpable de violar a una paciente en su consultorio. Además, según detalló el fiscal, el abusador planeó con antelación el ataque y buscó el momento para que no existan testigos.

Este viernes se desarrolló la audiencia de cesura en la que el Ministerio Público Fiscal requirió la pena de 11 años de prisión para el odontólogo Mariano Marques, declarado penalmente responsable del delito de abuso sexual con acceso carnal. Además solicitó la inhabilitación perpetua para ejercer su profesión y su inmediata prisión preventiva. La sentencia se conocerá el próximo viernes 18.

Te puede interesar...

El Fiscal Jefe Santiago Márquez Gauna fue quien se encargó de explicar los argumentos, a los que adhirió la querella, que sostuvieron tal pretensión. Destacó que los hechos implicaron “un alto componente de violencia contra la mujer y así debe ser evaluado por este Tribunal, porque estamos hablando de una una mujer victima quien depositó su confianza en un hombre adulto quedando en una situación de vulnerabilidad”.

Enfatizó en la “planificación desplegada” por el odontólogo para desarrollar la conducta: “la citó en el último turno, cuando ya se había ido la secretaria e intentó decir que había otra persona esperando cuando en realidad esa persona era su esposa”.

“Midió sus actos, elaboró cómo llevarlos adelante y pensó dónde y cuándo cometerlos. No vamos a saber el por qué pero sí podemos afirmar que se aprovechó de la confianza de la victima que estaba en una situación de vulnerabilidad”, enfatizó y agregó que todo ellos son agravantes del delito cometido.

Además se refirió a la extensión del daño, para lo cual se valió de los testimonios que, antes de los alegatos, se escucharon en el marco de la audiencia de cesura y que proceden a la declaración de responsabilidad penal impuesta al odontólogo.

Habló de la “profunda huella” que los hechos generaron en la víctima que “se convirtió en una persona temerosa, que no va sola a ningún lado y no puede salir si no es acompañada”. Por ello, “no sólo debemos mensurar lo que le pasó ese día sino lo que le sigue pasando. Cómo los hechos modificaron “su vida social y sus relaciones” y el costo que los mismos “generaron también en el ámbito laboral de la victima”.

“No desconocemos el impacto profundo que se produce en la psiquis de una victima de abuso que fueron descriptos hace instantes por la psicóloga de la Oficina de Atención a la Víctima que intervino con ella” y aclaró que la totalidad de los “testigos allegados a la mujer confirmaron que no hubo otro evento traumático en su vida” y que “todos los síntomas responden a la conducta desplegada por Mariano Marques sobre su cuerpo”.

“Todo lo mencionado debe ser considerado como agravante” destacó, agregando a éstos las características del autor “un hombre adulto que conoce las reglas, una persona que tuvo una educación formal en espacios socioculturales progresistas”. La Defensa además, no pudo acreditar en debate que “el hombre tuviera problemas de control de impulsos. El acto fue producto de una acción voluntaria. Eligió agredir a una mujer” enfatizó.

Finalmente se refirió a los nulos antecedentes tanto penales como contravencionales del hombre que, sin embargo. no podrían ser considerados como atenuantes.

pieza-144-dos-modelos.jpg

“En general los ofensores sexuales son personas que proyectan hacia la sociedad una imagen de buen vecino, buen padre y es la construcción de esa imagen la que le da la barrera para desarrollar la acción en un ámbito controlado”, explicó Márquez Gauna.

La querella adhirió al alegato de la Fiscalía aunque pidió un año más de pena, que ascendería entonces a los 12 años de prisión. Finalmente la defensa particular del odontólogo Marques

La defensa particular alegó por más de una hora y requirió la pena mínima prevista por el delito de 6 años de prisión y cuestionó enfáticamente el pedido de inhabilitación perpetua oponiéndose a la misma.

En relación a la prisión preventiva requerida por la Fiscalía luego de concluidos los alegatos. Las partes debatieron en cuanto a las mismas y ante la solicitud de la defensa de presentar prueba que justifique lo que será su pretensión, la misma será dirimida en una instancia posterior fijada para el próximo 23 de marzo. Hasta ese momento continuará cumpliendo la medida cautelar que actualmente cumple.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario