El clima en Cipolletti

icon
25° Temp
17% Hum
LMCipolletti Río Negro

Oro: bien de agua, pero atentos a la bajante del río Negro

La vecina ciudad recibe un acotado aporte desde Cipolletti, que sufre restricciones por el poco caudal del Neuquén. Los orenses dependen de una captación propia en el río Negro, que también ha bajado pero que, por el momento, no complica el abastecimiento.

En la ciudad de Fernández Oro, por ahora hay normalidad en el suministro de agua a la población, aunque se sigue con atención la sequía hídrica y la bajante de los ríos de la región y su impacto, en este caso, sobre el río Negro, en el que se realiza la principal captación del líquido para consumo humano.

Las complicaciones que se están dando en Cipolletti no están generando una replica parecida en la vecina localidad. En la órbita cipoleña, las cosas se han puesto difíciles porque el notable descenso del caudal del río Neuquén ha obligado a Aguas Rionegrinas a dejar de utilizar una de las tres captaciones que tiene en el curso fluvial. La situación ha llevado a la empresa a aconsejar un uso medido y racional del agua potable y a anticipar una disminución de la presión en las canillas en algunos sectores.

Te puede interesar...

Al presente, en Oro el panorama luce mucho más alentador. La comunidad se abastece principalmente del río Negro, y el líquido luego es tratado en filtros adecuados. También recibe un aporte desde Allen a través de un acueducto y una pequeña cantidad de Cipolletti, derivada de su planta potabilizadora.

El jefe de servicio orense de ARSA, Pedro Pesan manifestó este martes que el aporte, bastante acotado, que brinda Cipolletti se utiliza para limpiar los filtros de la captación propia que tiene la ciudad en el río Negro. Indicó que, de complicarse más la realidad cipoleña y si se tuviera que dejar de recibir ese suministro, en su localidad estarían en condiciones de superar el inconveniente con lo que disponen.

Sin embargo, todo dependerá de que el río Negro no sufra una bajante mucho más acentuada de la que experimenta en la actualidad, principalmente por la sequía hídrica del río Neuquén, uno de sus afluentes junto con el Limay.

Hasta el momento, no hay inconvenientes, pero el descenso del nivel ya ha puesto a la vista partes de caños que habitualmente están sumergidos. Por eso, se sigue con expectativa lo que resulta del clima y de la situación de la cuenca en el futuro inmediato.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

66.666666666667% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
33.333333333333% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario