Ordenaron la captura de banda narco

Se trata de dos hermanos de San Antonio y una jubilada de Allen, que ya habían sido condenados aunque la sentencia todavía no estaba firme.

Tras confirmarse la sentencia en su contra, el Tribunal Oral Federal de la ciudad de General Roca (TOF) ordenó la inmediata captura de dos hermanos de San Antonio Oeste y una mujer con domicilio en Allen. También se habilitó a la Policía a realizar allanamientos en sus domicilios si ofrecían algún tipo de resistencia.

De acuerdo a fuentes judiciales, los condenados son los hermanos Pablo y Mario Herrera, domiciliados en San Antonio. Ambos recibieron un castigo de 4 años y medio de prisión y permanecían en libertad debido a que la sentencia elaborada por el TOF no se encontraba firme. La misma situación beneficiaba a la allense Mirta Beatriz Vivanco, quien también sufrió una pena de 4 años y seis meses. La banda había sido encontrada culpable del delito de tráfico de estupefacientes según la ley 23.737 pero sus abogados defensores habían interpuesto distintos recursos ante instancias superiores.

Te puede interesar...

La sentencia condenatoria se remonta al 26 de junio de 2017 y recién esta semana se confirmó que la Cámara Federal de Casación Penal denegó las presentaciones impulsadas por la defensa y las declaró “inadmisibles”.

Ante la novedad, se enviaron oficios urgentes a la Policía Federal roquense y a la Prefectura de San Antonio para que avancen con las detenciones de los narcos condenados. Mientras que la mujer estaba prevista alojarla en la unidad penal 13 de Santa Rosa, La Pampa, los hermanos Herrera iban a ser trasladados a la unidad penal 12 de Viedma.

Los Herrera y su cómplice allense, Mirta Vivanco, fueron condenados por el tráfico de 11 kilos de marihuana. La incautación de la droga se había concretado en el 2010 y fue un trabajo conjunto de distintas unidades policiales, que siguieron una camioneta desde Allen hasta su destino, en la costa rionegrina. A pesar de que el cargamento fue oculto en un cementerio, los investigadores lograron identificar a los sospechosos.

Llevaban la droga desde Allen

El operativo positivo de secuestro de 11 ladrillos de marihuana se inició tras las sospechas que habían despertado los movimientos de Pablo y Mario Herrera, quienes viven en San Antonio. La investigación tuvo la participación principal del comisario Jorge Platino y la colaboración del ex jefe de Investigaciones de Allen, Gastón Leiva. A partir de diversos datos, se pudo determinar que los Herrera, de 33 y 50 años, iban a retirar un cargamento de droga a Allen. Primero fueron perseguidos y, luego, detenidos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario