Ordenan desalojar a un policía cipoleño que se quería quedar con dos casas

Le prestaron una casa de la Policía y luego consiguió una del IPPV, pero el uniformado se negaba a devolver la primera.

La Provincia solicitó el desalojo de un efectivo de la Policía de una casa que se le había entregado, pero se constató que el uniformado fue adjudicado con una vivienda del IPPV hace cinco años, por lo que debería a devolver la primera. La Justicia hizo lugar al reclamo ya que el hombre se negaba a devolver el primer inmueble.

Mediante una acción de desalojo, la provincia de Río Negro se presentó ante la Cámara Civil de Cipolletti con el objetivo de recuperar una vivienda oficial que había sido asignada a un policía por resolución de la Jefatura de Policía en el año 2001. En 2014, el uniformado resultó adjudicado por otra casa del IPPV. El tribunal que intervino ordenó desocupar el primer inmueble.

Te puede interesar...

El fallo hizo lugar a la orden de desalojo promovida por la provincia y le ordenó al policía devolver la vivienda. La resolución es extensiva a cualquier otra persona que habite las instalaciones.

Los magistrados de la Cámara Civil consideraron que “la Provincia accionante está legitimada para entablar la acción que intenta, y a su vez el accionado y ocupantes tienen un deber exigible de restituir, siendo que resultó constatado que el demandado no ocupaba el inmueble”.

La Jefatura de Policía de la provincia había asignado la vivienda mediante una resolución, pero cuando advirtió que el destinatario había sido adjudicado en un plan oficial del IPPV se aplicó el artículo 3 del Reglamento de Viviendas Oficial.

Según indicaron, esa normativa establece que la vivienda oficial debe ser ocupada por la persona indicada en la resolución. Mediante otro acto administrativo, la Jefatura resolvió dejar sin efecto la asignación y como la casa no fue restituida promovió la demanda civil.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario