Nene grave tras quemarse con agua hirviendo

Tiene 5 años. Investigan cómo ocurrió.

Un nene de cinco años está internado en estado grave en el hospital Pedro Moguillansky de Cipolletti tras quemarse con agua hirviendo en su casa. El caso se judicializó porque la familia tiene antecedentes por violencia, e incluso quemaduras en el cuerpo de otro menor. Se pidió la intervención de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia de Río Negro, pero hasta el momento no hubo respuestas.

El hecho ocurrió el viernes 9 de agosto en una vivienda del Barrio Obrero, cuando uno de los hermanitos le habría volcado de forma accidental una pava eléctrica con agua hirviendo encima del cuerpo. El chico sufrió graves quemaduras de tipo B en la zona de los genitales y en ambas piernas.

Te puede interesar...

Según informó a LM Cipolletti la jefa del departamento de Atención Médica del hospital local, Claudia Muñoz, la salud del menor es buena dentro de los parámetros que se tienen en cuenta para este tipo de lesiones. Está compensado, estable y evolucionando. “Las lesiones son muy graves y pedimos la intervención judicial por la situación social de la familia. Existen antecedentes de quemadura de otro de los hermanitos, y ya le retiraron a otro de los hijos meses atrás. Acá pasa algo grave con la adulta a cargo y se trata de una situación de riesgo”, indicó la profesional.

Desde el hospital añadieron que se encuentran interviniendo el caso con un grupo interdisciplinario por el contexto de riesgo del menor y aseguraron que está recibiendo toda la atención necesaria para curar las graves heridas sufridas.

Por su parte, desde el área de Comunicación Judicial relataron que se encuentran interviniendo en el núcleo familiar por un contexto de vulnerabilidad y violencia. La familia está integrada por cuatro niños y su madre. Se le entregó la guarda del hijo mayor a la abuela paterna por denuncias de violencia. “La Senaf intervino y le entregó la tutela a la abuela, y el juez de Familia confirmó esa decisión por ser la referente afectiva del niño. La Defensoría de Menores pidió que la Senaf interceda y presente un plan de intervención respecto de los otros tres hermanitos, pero hasta el momento no respondieron. Se la intimó dos veces sin obtener resultados, y la abuela continúa insistiendo con la intervención manifestando episodios de violencia”, explicaron. En caso de no responder, la Secretaría de Niñez y Adolescencia podría ser multada.

La mamá dice que fue un accidente

“Estaba con el hermanito menor jugando en el lavarropas, y encima estaba la pava eléctrica con agua caliente. La manoteó y se le cayó arriba”, contó Yanet, madre del niño. La mujer quedó viuda con 4 hijos a cargo tras la muerte de su marido en un accidente de tránsito en 2017. Sobrevive con una pensión. A su hijo mayor (11) se lo sacaron y se lo dieron a la abuela. Otro hijo, de 2 años, también sufrió quemaduras en las manos. “Manoteó un plástico que se estaba prendiendo fuego”, explicó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario