Mundo millennial: conocé los peligrosos apodos que se usan en las redes para estigmatizar usuarios

En la redes sociales se ve como esta generación apela a "Mili Pili", "Tincho", "Benja", "Raúl" o "Mabel" para denostar a otro usuario o fijar un estereotipo de persona.

Los millennials, aquellos jóvenes que nacieron entre 1981 a 1999, son nativos digitales que se criaron junto a Internet, celulares y las redes sociales por lo que tienen un manejo muy diferente y arbitrario de las comunicaciones. Este apego al uso de la tecnología es uno de los elementos característicos de esta generación y gran parte de su tiempo y su vinculación social está estrechamente relacionada con la gran cantidad de tiempo que pasan en las redes,

En nuestro país, los millennials hacen de las redes sociales su principal arma para establecer vínculos con otras personas y expresar sus opiniones utilizando un lenguaje muy particular que para cualquier otra persona resultaría incomprensible. Estos jóvenes apelan a los estereotipos de personas y suelen atribuir un conjunto de características a un nombre para identificar a un tipo de persona, es decir, las “Mili Pili” (apocope de Milagros y Pilar), es un calificativo despectivo que utilizan para referirse a las “chicas de clase alta, muy superficiales, que pasan horas subiendo fotos, selfies y videos a Instagram con filtros mostrando su estándar de vida, los productos que compran y las marcas de moda que usan”. Tocan el ukelele, necesitan aceptación, sentirse cool y estar rodeadas de gente que piense como ellas. Suelen subir frases de autoayuda acompañadas con emojis.

Te puede interesar...

Un “Tincho”, “Benja” o “Santi”, es un joven que juega al rugby o al fútbol, pasa horas en el gimnasio para lograr un cuerpo trabajado y llama “bro” (hermano en inglés) a todos sus amigos. En las redes sociales, los "Tinchos" suelen tener un gran ego y hacen alarde de su masculinidad cuando tratan a un chica o marcan la cancha a otro hombre, le encantan las fiestas y el alcohol, se saca selfies en el gimansio o con el grupo con el que hace deportes. Este tipo de adolescente suele vestirse de una determinada manera y utiliza ciertas marcas.

Un “Braian”, “Brandon”, “Kevin” o “Britanny” esta asociado a un estereotipo de joven de clase baja que vive en un barrio humilde y se viste con ropa que utilizan los cantantes de hip hop, reggaetón. Este calificativo despectivo lo suelen utilizar con un sesgo clasista al que asocian con el mundo marginal y criminal.

En las redes sociales, los millenials también tienen sus códigos a la hora de referirse a otras generaciones. Así, cuando quieren referirse a un hombre conservador que expresa una postura negativa contra el feminismo o causa que apoyan, utilizan el nombre “Raul”. Por otro lado, cuando quieren mencionar a un señora, ama de casa, que sólo le interesa saber cuando van a presentar una novia o tiene un comportamiento similar a Susanita, el personaje de Mafalda, la llaman “Mabel”.

El uso de estos nombres para estigmatizar o referirse a ciertos estereotipos de personas trae problemas para muchas personas que tienen esos nombre propios y no saben por qué suelen tener problemas en las redes sociales , por lo general en Twitter, cuando reciben ataques por algún comentario en la red social. El solo hecho de encuadrar en el estereotipo antes de conocer a la persona basta para ser un blanco de los comentarios.

LEÉ MÁS

Paso adelante para resolver la crisis de los telegramas

Plottier reclamó a la Provincia por seguridad

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario