Multas de hasta $150 mil por estar en la playa en Las Grutas

Las autoridades aplicarán multas a quienes violen la prohibición de bajar a la playa para desalentar le circulación de personas en el marco de la cuarentena por coronavirus.

El municipio de San Antonio Oeste salió fuerte a desalentar la circulación en la vía pública como pauta central para impedir la propagación de la pandemia de coronavirus (COVID-19).

Al cierre del ingreso de turistas tanto en la ciudad cabecera como las Grutas y el Puerto del Este, se sumó ahora la prohibición de permanecer en las playas.

Te puede interesar...

La nueva disposición está contenida en el Decreto 467 que firmó ayer el intendente Adrián Casadei, en el que se destaca que como modo de persuasión impone una multa de 150.000 pesos para los infractores.

El control del cumplimiento lo realiza el cuerpo de Guardavidas, informó el coordinador del equipo, Mauro Scalesa. El servicio finaliza el 31 de este mes, cuando también cumplirán su vigencia ambas medidas restrictivas. Aunque de persistir la emergencia podrían reubicar cuatro guardavidas que trabajan en el natatorio municipal, que también frenó sus actividades.

Hasta el momento se encargan de informar a los visitantes la restricción y sus alcances, y en caso de que alguien lo ignore darán intervención a Prefectura o Policía para que continúe con el dispositivo establecido en la norma legal, sostuvo Scalesa.

El mensaje resultó efectivo en las primeras horas de vigencia de la orden, que tiene más bien como destino a los habitantes locales, muchos de los cuales acostumbran a caminar por los sectores de costa o reunirse a pescar.

Las Grutas vacía por el coronavirus

El Decreto expresa como objetivo central la necesidad de impedir “el aglutinamiento de personas, ante la imposibilidad material debido a la vastedad y extensión de nuestras playas y balnearios, de controlar la lejanía de 2 o más metros entre personas”.

También destaca que se debe continuar con el "aislamiento sanitario" para "aplanar la curva" de posibles casos, para evitar el colapso del sistema sanitario". El viernes la jornada estuvo espléndida, con un sol intenso y temperaturas que rondaron los 28 grados, y la playa de Las Grutas lucía extrañamente desierta. Las bajadas fueron acordonadas con cintas de plástico, y en los mástiles de los refugios izaron banderas rojas.

Scalesa indicó que a pesar de las advertencias en horas de la tarde debieron desalojar a una familia de Tucumán que había bajado por la Cero, y que por la mañana se encontraron con otra decena de personas entre la Primera y la Cero, y destacó que en todos los casos acataron las instrucciones sin objeciones.

En el resto de las playas habilitadas como balnearios tampoco tuvieron inconvenientes.

Las Grutas vacía por el coronavirus

Siguen los controles en el acceso

En tanto, continúan efectuándose los controles en los accesos a las tres localidades.

Solo pasan los residentes, propietarios de viviendas, trabajadores de obras viales y del cruce de rutas donde funcionan dos estaciones de servicios y otros emprendimientos comerciales, además de abastecedores.

Se verifican los pasajeros de colectivos, y los locales que llegan de viaje deben completar una Declaración Jurada con datos personales y su estado de salud. Turistas y visitantes son rechazados. La tarea la efectúan empleados y funcionarios municipales, policías, bomberos, Prefectura y Salud Pública.

El jefe del área de Tránsito, Mario Hernández, manifestó por medios radiales que habían detectado vehículos que ingresaban a Las Grutas por una picada que parte desde la Ruta Nacional 3 y se extiende por la zona rural, por lo que tuvieron que desactivarla.

LEÉ MÁS

Río Negro se prepara para hacer sus propios test para detectar coronavirus

La capital en imágenes durante la cuarentena

La provincia no acepta visitantes por prevención

El hospital se prepara para un pico de consultas a partir de abril

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario