Multan a cervecería Quilmes por empleados en negro 

Tenía trabajadores en negro y hasta a un adolescente de empleado.

La empresa cervecera Quilmes deberá pagar una multa por tener trabajadores en negro en la planta de Fernández Oro, ubicada a la vera de la Ruta Chica. Los jueces de la Cámara del Trabajo de Cipolletti convalidaron la decisión, por lo que la compañía deberá pagar 44.300 pesos. Todo surgió por una inspección de la Secretaría de Trabajo de Río Negro, en la que se detectó que en el predio había trabajadores no registrados.

Entre las irregularidades, se observó en el lugar a un adolescente de 16 años trabajando. Además, había personal de una segunda empresa contratada por Cervecería y Maltería Quilmes que le prestaba servicios a la cosecha, algo que está prohibido por ley.

Te puede interesar...

A raíz de esa situación, la secretaría conducida por Lucas Pica le impuso multas a las dos empresas por montos similares. Quilmes apeló, mientras que la segunda firma no presentó ningún recurso y la resolución de la sanción quedó firme.

La inspección se llevó a cabo el 16 de marzo del año pasado. El objetivo, como ocurre en cualquier lugar donde se presta trabajo en relación de dependencia, fue constatar que allí se cumplimentaran todas las leyes, decretos, convenciones colectivas, reglamentaciones y resoluciones respecto de la actividad laboral.

Así fue que se detectaron las irregularidades y se procedió al labrado de multas. Pero luego de la apelación de la cervecera, todo quedó en manos de la Cámara del Trabajo, que finalmente ratificó la decisión de la secretaría provincial.

Desde Quilmes quisieron maquillar la situación, presentando “altas tempranas”. Sin embargo, se comprobó que las mismas habían sido confeccionadas luego de la fecha de inspección, “lo cual denota la absoluta clandestinidad registral de los trabajadores relevados al 16 de marzo de 2017”, según el fallo.

Los jueces hicieron también hincapié en la prohibición “de actuación de empresas de servicios temporarios, agencias de colocación o cualquier otra empresa que provea trabajadores temporarios para llevar adelante las tareas que demande la actividad agraria”. Esto tiende, entre otros objetivos, a evitar en el sector agrario fraudes a la ley laboral mediante la utilización de intermediarios.

También había personal de otra empresa contratada para la cosecha.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario