Matan a municipal en las 1200 tras una discusión

Un vecino lo apuñaló en el pecho. Mantenían viejas diferencias.

Una vez más, las 1200 Viviendas fueron escenario de un cruento asesinato, con un trabajador municipal que fue brutalmente apuñalado en la puerta de su casa. El principal sospechoso del hecho es un vecino, que fue apresado horas después del hecho, precisaron fuentes policiales.

Se presume que la víctima, identificada como Adrián “Gatito” Garcés, mantenía viejas diferencias con un vecino y el miércoles por la noche, por circunstancias que están bajo investigación, protagonizaron una violenta disputa. Lo que parecía iba a terminar sólo en un cruce de palabras se transformó en un sorpresivo ataque con un arma blanca. Hubo esfuerzos desesperados de familiares y amigos por mantener con vida al Gatito, pero al llegar la ambulancia ya había fallecido y fue necesario un gran despliegue de la Policía provincial y la fiscalía de turno para evitar posibles incidentes. Según las fuentes, la víctima falleció producto de una certera puñalada en el pecho y a simple vista no se advertían otras lesiones.

Gracias al aporte de los testigos, se pudo identificar al presunto autor de la estocada y efectivos de la Subcomisaría 79ª, con el apoyo de otras unidades, procedieron a su detención. El sospechoso vive a unos 20 metros de la casa de Garcés y probablemente hoy sea trasladado hasta los tribunales cipoleños para la audiencia de formulación de cargos.

La agresión mortal se habría dado muy cerca del cruce de las calles Naciones Unidas y Turrín, pero debido a la hora, pasadas las 21:30, fue difícil encontrar testigos presenciales. De todos modos, bajo las órdenes de los fiscales Martín Pezzetta y Rocío Guiñazú se concretó una intensa labor para esclarecer lo sucedido.

En cuanto a la investigación, se ordenó la autopsia del cuerpo en General Roca y ayer por la tarde se esperaban los primeros resultados de las pericias del área de Criminalística.

Según algunos testigos, Garcés mantenía un viejo enfrentamiento con el homicida, que vive muy cerca de su casa.

La víctima tenía cuatro hijos

Lo ocurrido con Adrián “Gatito” Garcés generó enormes muestras de dolor entre los familiares y vecinos, porque era muy conocido por su tarea en el ámbito de Servicios Públicos del municipio local. Tenía 35 años y era papá de cuatro niños menores.

En cuanto al agresor, la Policía trataba de verificar si tenía antecedentes. De igual modo, la principal hipótesis que se manejaba era de un enfrentamiento más y la posibilidad de que los protagonistas se encontraban bajo el efecto del alcohol o drogas, lo que potenció el brutal ataque con el cuchillo.

Un barrio marcado por hechos delictivos

Nuevamente, las 1200 son noticia por un hecho de sangre. Muchos vecinos están acostumbrados a los enfrentamientos que, en muchos casos, incluyen balaceras. La noche del miércoles se escucharon detonaciones de armas de fuego, aunque la situación no pasó a mayores, explicaron fuentes policiales.

No muy lejos de la escena del crimen hay cámaras de seguridad, y el Ministerio Público Fiscal de Cipolletti esperaba obtener algún material audiovisual que colabore para establecer las circunstancias del brutal incidente que derivó en la muerte de Adrián Gárces.

El asesinato del trabajador municipal engrosa una larga lista de sucesos fatales ocurridos en las 1200 Viviendas, donde las familias se ven obligadas a estar siempre atentas ante la posibilidad de un robo o atraco a mano armada en la calle.

La Policía provincial lleva adelante distintas acciones preventivas y hace lo que puede para dar un poco de tranquilidad a los vecinos del sector. El miércoles fue necesaria la presencia del COER para evitar represalias o justicia por mano propia, como sucedió días atrás en Scalabrini Ortiz y Aníbal Troilo, donde fue incendiada la vivienda de un violador.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario