Mapu: liberaron a los acusados de matar a Sebita

Una pericia clave dio negativo y la fiscalía cipoleña deberá buscar nuevas pruebas.

El joven acusado de asesinar de un disparo a Sebita Sapuri, de 18 años, en el barrio Anai Mapu, ya no está más detenido: ayer recuperó la libertad. Su hermano menor, también imputado, salió del instituto donde se encontraba internado. Los dos se fueron a vivir a otra localidad y estarán bajo el cuidado de un familiar. Mientras siguen vinculados al proceso, no podrán volver a Cipolletti ni acercarse a la familia de la víctima.

Además, el mayor, de 20 años, Isaías Montesinos, tendrá que comparecer en la Fiscalía tres veces por semana, mientras que personal de Libertad Asistida visitará semanalmente a su hermano menor, de 17 años. Esas fueron las medidas restrictivas que ordenó ayer la jueza Florencia Caruso, luego de conocer los resultados de una pericia clave que debilita un poco la acusación. En ese marco, el abogado defensor Claudio Romero pidió la externación para el menor y el cese de la prisión preventiva para el mayor de los hermanos, y la magistrada hizo lugar a esos planteos.

El representante legal de los acusados aclaró que si bien la prueba que fue esgrimida por la parte acusadora “no es tal”, ambos seguirán imputados por homicidio agravado por el uso de un arma de fuego y la participación de un menor de edad.

Incluso la parte querellante, representada por Iván Chelía, y la fiscalía, en manos de Martín Pezzetta, estuvieron de acuerdo. Es que a la luz de los últimos resultados de la pericia clave, la prisión preventiva del mayor de los imputados era insostenible. Y la familia ya lo sabía. Supo entender la situación, a pesar del dolor y las lágrimas de la madre de Sebita, y de la sed de justicia que persiste por el crimen ocurrido el 15 de diciembre.

Según precisó Pezzetta, con un peritaje científico se esperaban detectar rastros de pólvora en las prendas de vestir secuestradas a los acusados. Puede ser que se hayan lavado o cambiado la ropa, pero momentáneamente el resultado fue negativo.

De todas maneras, la Fiscalía amplió las testimoniales y estas, en principio, no desvinculan a los imputados. Pezzetta solicitó en la audiencia del mayor de los hermanos que se analice una mancha del pantalón secuestrado para determinar si es sangre y de quién es.

Si el desenlace de la pericia llevada a cabo en Chaco hubiese sido positivo, entonces el fiscal habría impulsado el rápido juzgamiento de los involucrados.

“No vuelven al barrio porque hay una guerra instalada, de muchos años, donde dos bandos siempre se cobran una vida”, Claudio Romero, Abogado defensor de los imputados por el homicidio

“La pericia que se encomendó a un laboratorio de la provincia de Chaco dio resultado negativo. La idea era detectar rastros de pólvora”, dijo Martín Pezzetta, Fiscal cipoleño a cargo de la investigación

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario