LMCipolletti Cipolletti

Manolo Berra: "La situación nos preocupa mucho"

El capitán de Cipolletti se refirió al efecto de la pandemia que paralizó la actividad, que aún no tiene fecha de vuelta.

El Federal A es una de las categorías de ascenso profesionales más complejas en el contexto nacional del fútbol. El Consejo Federal, su entidad madre, exige contratos profesionales en buen número (12), pero todos los recursos son producto de la gestión dirigencial.

En Buenos Aires, la B Metro, que sería su par, la señal de deportes en la televisión por cable desembolsa buenos billetes que son inyectados a los presupuestos y el armado de los diferentes planteles en la previa a cada campeonato.

Te puede interesar...

Los sponsors son el alma mater de la rueda que comienza a rodar en la pretemporada y concluye al día siguiente del último partido disputado. Es importante comprender esto para saber en qué lugar quedaron parados los futbolistas en medio de esta situación, un receso que amenaza con extenderse o, peor aún, que podría ponerle punto final al certamen de manera abrupta.

"Si eso pasa, los más perjudicados vamos a ser los jugadores. Yo estoy preocupado, mis compañeros también. Muchos que son de afuera, además, suman no poder ver a la familia. Es una situación fea", dijo el capitán albinegro.

En contacto con todos ellos y también con la dirigencia, en Cipo todavía no se habla de cesación de pagos ni nada por el estilo. "No, por suerte, no. El club sigue en los términos habituales con nosotros, todo va a depender de la fecha en que se levante este aislamiento también. Soy de los que confía en que el torneo así no se va a terminar", amplió el mediocampista.

Comunicación

Los jugadores del Federal A están lejos de pensar en acciones conjuntas. Pese a estar en contacto telefónico con diferentes referentes a lo largo del país, comprenden la situación.

"Estamos todos en la misma. Por ahora sabemos que es hasta el 31. Más allá de que se puede estirar, entiendo que el calendario tiene tiempo como para poder reestructurarse", analizó Manolo, que mientras tanto cumple con las rutinas personales que le hizo llegar el profe Luciando Giusti en el patio de su casa.

"En mi caso, tengo la posibilidad de tener un espacio en el fondo. Cada uno adapta el trabajo al espacio que tiene disponible. Nos mantenemos en contacto con mensajes, videollamadas. No es lo mismo, pero hay que aceptarlo", expresó.

Si, como todo parece indicar, la imposibilidad de reunirse para entrenar en equipo se extiende en el tiempo, los jugadores del Albinegro ya tienen en sus celulares los pasos a seguir en su hogar después del martes 31.

Mientras tanto, la incertidumbre se acrecienta y nadie tiene certezas del futuro, más allá de los rumores y las especulaciones que comienzan a multiplicarse por las redes y medios especializados en el ascenso.

LEÉ MÁS

Desde casa, el Aqua no le afloja a su recuperación

Pocas chances de volver a entrenar en grupo en Cipo

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario