Los vecinos de Las Perlas exigen mejores servicios

Se reunieron con las Defensorías del Pueblo de Río Negro y Neuquén.

A los vecinos de Balsa Las Perlas no los acompaña la suerte. Desde hace años vienen reclamando servicios para lograr una mejor calidad de vida y, sin embargo, lo que han logrado es poco y nada, apenas algunas obras que les permiten llevar una vida normal, similar a la de cualquier comunidad.

Curioso destino el de Balsa Las Perlas. Pertenece al municipio de Cipolletti, pero es asistido desde Neuquén. No es un barrio ni una localidad, apenas un paraje que fue creciendo con el tiempo hasta convertirse en una ciudad de 15.000 habitantes.

Te puede interesar...

La falta de contención y de políticas públicas hacen de esta comunidad un paraje perdido y olvidado.

La semana pasada un grupo de vecinos hizo un nuevo intento para que se los escuche. Se reunieron con representantes de la Defensorías del Pueblo de Neuquén y de Río Negro, con un extenso listado de reclamos.

Pidieron una vez más una reunión con el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, para solicitarle la municipalización del lugar, una medida que les permita no depender de nadie para atender las necesidades más urgentes. También solicitaron obras y mejoras en los servicios básicos.

Lilia Larrondo, una de las vecinas que participaron de la reunión, reconoció que no hay fecha aún sobre un nuevo encuentro. “La autonomía de Las Perlas es un tema que se viene pidiendo desde hace tiempo, pero hay muchos intereses económicos e inmobiliarios que la viene frenando”, aseguró la mujer a LM Cipolletti.

Respecto del plan director, la vecina dijo que recién se pondría en marcha en 2040, “y no podemos esperar ese tiempo”, remarcó.

El transporte es otro problema, aunque en este caso, la solicitud no es para el gobierno rionegrino sino para la empresa Autobuses Neuquén. Quieren que mejoren las unidades y que haya más frecuencias.

El resto de los servicios pasa por una situación similar, como el caso de la luz. Si bien se está haciendo el tendido eléctrico en el barrio Primeros Pobladores, todavía falta extenderlo a otros sectores. Esto les permitiría tener un medidor y dejar de estar colgados, lo que hoy origina apagones y accidentes graves, como algunos que ya se cobraron vidas.

15.000 habitantes se calcula que tiene actualmente Las perlas, ya una ciudad.

El gas también es un problema a resolver urgente. La gran mayoría utiliza garrafas y leña para la calefacción o para la cocina, pero los costos son muy altos y tener un zepelín es carísimo.

Con el agua pasa algo parecido. Tienen un servicio precario, pero no cuentan con una planta purificadora, por lo que toman el agua cruda del Limay, con todos los riesgos sanitarios que ello implica. Además, cuando llega el verano se quedan sin agua, mientras que con cualquier corte de luz (algo frecuente) interrumpen el servicio inmediatamente.

Todos estos temas fueron tratados con representantes de las Defensorías, que dijeron que intercederían ante gobiernos y empresas para buscar una solución. “Esperemos que puedan hacer algo porque esto ya no es un barrio, es una ciudad”, indicó Larrondo.

Un solo médico para el paraje

EL servicio de salud es otro de los problemas graves en Las Perlas. En el lugar hay un puesto de salud ubicado en una construcción muy precaria. Según Lilia Larrondo, una de las voceras, allí atiende un solo médico que viene una vez por semana desde Cipolletti. Para colmo de males, tampoco hay en el paraje una ambulancia dispuesta para una emergencia, por lo que cualquier accidente que ocurra puede convertirse en una tragedia, sólo por la imposibilidad de traslado.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario