Los motochorros querían denunciar a los vecinos por los golpes

Los motochorros, atrapados y golpeados por vecinos del Luis Piedrabuena, querían formalizar la denuncia. Además, uno de los ladrones intentó zafar del calabozo identificándose con un nombre falso.

Ayer el Ministerio Público Fiscal le formuló cargos a los dos motochorros que atacaron a dos mujeres en el barrio Luis Piedrabuena. Uno de ellos ya está en prisión por condenas anteriores, mientras que su cómplice recuperó la libertad.

El delito que se les imputó es el de robo en grado de tentativa en concurso real con encubrimiento. No se comprobó el uso de un arma blanca, por eso la imputación no fue de robo agravado. Se le sumó el encubrimiento porque circulaban en una moto robada el día anterior en el barrio 432 viviendas.

Te puede interesar...

Zerene fue trasladado de inmediato al Penal 5 de Cipolletti en cumplimiento de las condenas, mientras que su cómplice, de apellido Beroiza, fue liberado porque no tenía antecedentes penales.

Según se conoció, Zerene al momento de su detención se identificó con un nombre falso intentando impedir su reconocimiento. Pero tras el cotejo de huellas digitales, se detectó que tenía pedido de detención y condenas en Neuquén y Cipolletti por robos. También trascendió que los jóvenes quisieron denunciar formalmente a los vecinos por los golpes recibidos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario