El clima en Cipolletti

icon
Temp
37% Hum
LMCipolletti paro

Los kiosqueros del país preparan un paro nacional de 72 horas

Planean interrumpir la carga y venta de la tarjeta SUBE. Reclaman mayor ganancia por esta prestación y respaldarán la protesta que concretan en Cipolletti. Avanzarán con la medida si no tienen una respuesta del Ministerio de Transporte.

Los kiosqueros del país resolvieron cortar el servicio de carga y venta de la tarjeta SUBE por un plazo de 72 horas, en lo que se ha definido como un paro nacional de la prestación. En el sector, hay mucho malestar por la ínfima o ninguna ganancia que les reporta este trabajo y las complicaciones que les trae aparejado.

Además, y muy especialmente, se quiere acompañar el reclamo de los kiosqueros de Cipolletti, que el martes por la noche ratificaron que seguirán sin cargar la tarjeta por tiempo indeterminado.

Te puede interesar...

La medida de fuerza nacional será pronto, aunque no se confirmará la fecha todavía hasta que la dirigencia de la Unión de Kiosqueros de la República Argentina (Ukra) mantenga una reunión con funcionarios del Ministerio de Transporte, que conduce Alexis Raúl Guerrera. Al efecto, ya han gestionado una audiencia y están a la espera de la respuesta oficial.

Dependerá de que se plasme el encuentro y de sus eventuales resultados la aplicación o no del paro. Obviamente, si en la cartera no abren el juego al diálogo en estos días, el paro se lanzará de inmediato. En la ciudad, se mencionó la posibilidad que se efectúe la próxima semana, pero no hay certeza de esta alternativa.

El vicepresidente nacional de la Ukra, Néstor Adrián Palacios, manifestó este miércoles que el paro, de concretarse, será contundente, puesto que la organización tiene adherentes en gran parte de la Argentina. Indicó que todo depende ahora de la reunión solicitada a Transporte, de que sea efectivamente concedida y no se la postergue en demasía, y de que se brinden respuestas acordes a las expectativas de los kiosqueros.

Ganancia mínima

Los propietarios de kioscos vienen reclamando hace años que se les mejore la exigua comisión de 0,5 por ciento que obtienen por los montos derivados de cargar la SUBE. Con tal porcentaje, no cubren ni mínimamente los costos de la prestación y, por tal motivo, aplican un adicional, que en Cipolletti promedia los 20 pesos.

Sin embargo, esta práctica, efectuada simplemente para recuperar gastos y no trabajar en vano, puede depararles prohibiciones y multas, como lo que se ha planteado últimamente en un proyecto de ordenanza del Deliberante local.

Además, enfrentan dificultades en el suministro de la tarjeta y en el precio que tienen que pagarles a los distribuidores. Es que, por ejemplo, no reciben los pedidos si no están antes pagados y los valores que se les exigen no les dejan mucho margen, si algo les queda finalmente por la venta del adminículo.

Palacios destacó la decisión de los kiosqueros cipoleños de hacer oír sus reclamos y les dio todo el apoyo de la Ukra por las medidas de fuerza que vienen aplicando.

Justamente, la noche del martes, en una reunión en la Cámara de Industria y Comercio (CIC), los propietarios del sector resolvieron continuar por tiempo indeterminado la suspensión del servicio de carga de la SUBE. La protesta ya lleva algo más de una semana y está ocasionando serios trastornos a los usuarios del transporte público colectivo, dado que en la ciudad no hay más de dos puntos oficiales donde realizar la operación.

La medida de fuerza está teniendo un alto nivel de acatamiento. El kiosquero Eduardo Giaconia, que participó del encuentro, indicó que la protesta se mantendrá hasta conseguir una respuesta favorable a los reclamos. Si esto no aconteciera finalmente, directamente se dejará de brindar el servicio para siempre. Nadie quiere perder dinero en una actividad que hoy no resulta redituable y que insume gastos y costos que no se cubren con el medio punto de comisión.

Indicó, por otro lado, que la CIC ha enviado al Deliberante una nota en que la entidad expresa su respaldo oficial a los reclamos de los kiosqueros y a la posibilidad de intervención de la Defensoría del Pueblo. También se remitió a los ediles el texto de apoyo al sector enviado por las autoridades de la Ukra. Como se puede apreciar, el conflicto local está adquiriendo grandes proporciones y repercusión nacional.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario