Los echaron de la plaza y piden una pista segura

Los adolescentes reclaman que el Municipio les dé una alternativa.

Los stunts cipoleños son pibes que hacen acrobacias en bici y les gusta la velocidad. Lo hacían hasta hace poco en la plaza San Martín, pero tuvieron que irse porque el Municipio prohibió la circulación de bicicletas para evitar accidentes. Ellos lo entienden, pero les molesta que sólo pongan la lupa sobre lo que hacen en dos ruedas y no miren el consumo de alcohol y drogas y las peleas que protagonizan otros.

Luego de la prohibición, se trasladaron al Paseo de la Familia, pero ahí se encuentran atados de pies y manos porque no hay amplitud suficiente, ni se pueden arriesgar demasiado porque hay chicos y grandes caminando muy cerca. Reclaman un lugar donde puedan hacer lo que les gusta, sin molestar a nadie ni correr el riesgo de que les roben o les hagan algo malo.

Te puede interesar...

“Nos sacan de la plaza y nos vamos a la calle, pero se quejan igual. Vamos al (Parque) Rosauer y tenemos miedo de chocar con la gente. Ahí tampoco podemos andar tranquilos, ni en el Paseo, donde estamos. Necesitamos tener un lugar, y que sea seguro, porque hay playones alejados donde nos roban y pasa de todo”, comentó Santiago González, de 17 años.

Él y sus amigos integran un grupo conocido como Los Stunt Cipoleños, donde el más chico tiene 15 y el más grande 20. Se juntan a diario y a veces son más de 30.

Provienen de barrios muy distantes entre sí y por eso necesitan tener un punto de encuentro, como la plaza San Martín, para hacer lo que les gusta: aprender nuevos trucos en bicicleta. “Estamos estresados y agarramos la bici, estamos aburridos o tristes y agarramos la bici. Queremos disfrutar la tarde, agarramos la bici”, comentó Jainen Paredes, otro pibe de 17 años.

Cuando el Municipio decidió prohibir la circulación de las bicis por aceras y caminos internos de la plaza San Martín, se sintieron marginados. Nunca está de más el vecino que los estigmatiza por andar en bicicleta y, al respecto, aclararon: “No es verdad que tomamos y nos drogamos. A lo sumo compramos una gaseosa. Hay otro grupo que toma y fuma, pero nosotros no. No pueden meter a todos en la misma bolsa”.

Ellos podrían volver a la plaza San Martín, pero no quieren meterse en problemas. Mucho menos correr el riesgo de que les saquen la bici y pagar una multa. “Somos chicos, pero bastante maduros. Y a todos nos ha costado mucha plata la bici”, indicó Jainen.

Muchas veces se acercaron hasta la Municipalidad para reclamar por nota un espacio para andar en bici y no tener miedo de que les roben o les pase algo. Pero, hasta ahora, no tuvieron suerte. “Con un poco de cemento, en un lugar que sea seguro, andamos bien”, concluyó Jainen.

Bikers echados de la plaza

“Entiendo que quieran prevenir accidentes, pero si nos sacan a nosotros, saquen a todos los que hacen cosas indebidas, a los que toman y se drogan frente a los niños”. Santiago González, Stunt cipoleño de 17 años

Bicis tuneadas para hacer trucos

Los stunt se conocieron cuando uno de ellos armó una bicicleta que llamó la atención. Se juntan desde hace unos seis años y lo que los une es la pasión por la bici. “Nos gusta agarrar velocidad y levantar la bici para hacer lo que nos salga en una rueda”, contó Jainen. Las bicis están modificadas a gusto personal. “Son legales, tienen sus papeles, y les metemos una moneda. Por eso andamos con miedo de que la Policía nos las saque o nos roben”, agregó. En tanto, su amigo Santiago lamentó: “No nos dan bola porque no toman lo que hacemos como un deporte, sino como vandalismo. La gente cree que andamos en bicis robadas, y no es así. Le ponemos mucha plata encima para dejarla como queremos. La bici es una inversión y tiene un valor sentimental para nosotros. Y si nos roban, capaz que nos perdemos un mes o más tiempo de salir a hacer lo que nos gusta”.

LEÉ MÁS

A partir de mañana, viajar por la empresa Koko costará un 20% más caro

Se robaron la hormigonera de una obra y escaparon a pie

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario