El clima en Cipolletti

icon
Temp
84% Hum
LMCipolletti

López aseguró que los empaques le deben $40 millones a la Fruta

El titular del gremio sostuvo que los incumplimientos que podrían derivar en el remate de su sanatorio se deben a los atrasos de las empresas.

El dirigente afirmó que no perderán el centro asistencial. Aseguró que hay negociaciones con el sindicato de la Sanidad.
 
El secretario general del Sindicato de la Fruta, Rubén López, aseguró ayer que el gremio continuará gerenciando el Sanatorio de Allen, a pesar de un proceso de remate iniciado por una deuda de aportes patronales. El dirigente aseguró que acreencias millonarias por compromisos impagos de los empaques generaron el conflicto.
"No se va a rematar. Lo hablé con el titular de Sanidad y nuestros abogados ya se pusieron en contacto. Vamos a acordar un plan de pagos", explicó ayer en la sede de la obra social, en calle Mengelle. López vinculó el incumplimiento en los pagos de aportes patronales a una crítica situación atravesada el año pasado y una abultada deuda que mantienen con la Fruta las empresas del sector. "Nos deben unos 40 millones de pesos", manifestó.
Ayer se supo que en el Boletín Oficial se publicó la fecha de remate del centro asistencial de Allen, que el gremio absorbió cuando su anterior administración atravesaba un conflicto similar. "Hay una deuda que  heredamos de la comisión anterior, sabíamos que estaba. Es con el Sindicato de Sanidad, por los aportes que nunca se hicieron", dijo López y detalló que el monto a cancelar totaliza 350 mil pesos.
"No vamos a perder el Sanatorio después de la inversión que hemos hecho para contar con ocho consultorios nuevos, Rayos X, Guardia, nuevas instalaciones de luz, agua y gas y una ambulancia", afirmó tajante relativizando los alcances de la convocatoria pública para la venta del inmueble.
El legislador provincial expresó que la situación está en vías de normalización. "Lo venimos hablando con sus dirigentes y lo vamos a arreglar, ésta no es la única deuda", dijo.
 
Galpones
López sostuvo que tras la inversión inicial, el sindicato no pudo afrontar los aportes patronales de los 14 empleados del sanatorio porque "no había plata. El año pasado fue el peor de la fruticultura desde que empecé trabajar, a los 14 años. Y las empresas no pagaron ni hicieron aportes. Nos deben unos 40 millones de pesos".
En paralelo a la negociación para mantener el centro asistencial, la Fruta busca acercamientos para que los empresarios regularicen su situación. "No iniciamos acciones porque cuidamos la fuente laboral. Estamos dialogando, algunos ya vinieron para empezar a negociar y durante agosto vamos a apostar a un acercamiento. Si no lo conseguimos, embargaremos plantas, cuentas o lo que haga falta. Necesitamos cobrar", consideró.
De mantener el control del sanatorio, la obra social de los empacadores incrementaría sus prestaciones. "Tenemos guardia las 24 horas y queremos sumar terapia intensiva. Éste es uno de los proyectos que tenemos frenado debido al incumplimiento de las empresas".

Dejá tu comentario