"Lo del césped me parece una medida populista de la CD"

El hombre clave para el sintético en Cipolletti fue crítico del cambio.

Julio Arriaga había dejado de ser presidente del Club Cipolletti hacía poco y daba sus primeros pasos como candidato a vicegobernador de Río Negro cuando se decidió aceptar el césped sintético en plena campaña junto a César Barbeito (buscaba ser el sucesor de Miguel Saiz por el oficialismo provincial) marcando una bisagra en la historia futbolística de la institución deportiva más emblemática de la ciudad.

El ex intendente nunca ocultó los argumentos que lo llevaron a acercar la propuesta, respaldada por la subcomisión de la disciplina, que desde entonces trabaja para abandonar a la tercera división del fútbol argentino.

Te puede interesar...

Ocho años después, reconoce los derechos que cada comisión directiva adquiere para administrar los destinos, pero es contundente: “No los comparto para nada”. En tiempo de crisis y con un diagnóstico de la situación financiera del albinegro que lo preocupa, “levantar el sintético y afrontar semejantes costos suena a populista”.

De esta manera calificó Arriaga la decisión de Roberto Rapazzo Cesio, quien tiene previsto poner manos a la obra sobre la calle O’Higgins en unas horas. “No creo que el club pueda poner en marcha una inversión de este tipo ahora, no es momento. El mundo dice que sobre sintético se puede jugar y acá algunos dicen que no. No creo que ese sea el problema”, dijo.

No oculta su responsabilidad en la decisión de cambiar la superficie del campo de juego, tampoco los motivos que lo impulsaron a sugerirlo. “Era la chance para centralizar todo el fútbol, de generar recursos propios (torneos nocturnos de verano) que en ese momento fueron muy importantes, ahorrar mucho en mantenimiento. Si fuera algo imprescindible sería distinto, pero en estas condiciones no lo comparto”, amplió.

Cambio de casa

Durante su época de dirigente deportivo, Arriaga había hecho saber su deseo de un estadio único para Cipolletti y el del Club San Martín, geográficamente, era ideal. Allí, el Albinegro planea actual como local hasta el 2020 (en principio).

“Quiero saber quién financia esta obra y que aseguren los tiempos. Ojalá sean solo cuatro meses, como todos dicen. Mi temor es que esto se termine extendiendo cuando, insisto, el club tiene hoy otras prioridades”, concluyó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario