Lo condenaron por narco, pero zafó de quedar detenido

Es un joven cipoleño, que aceptó su culpa. Le atribuían actividades de dealer.

Un mecánico de motos cipoleño, con domicilio en barrio La Paz, zafó de ir a la cárcel a pesar de recibir una condena de tres años tras un juicio por drogas que se le realizó en la ciudad de General Roca. Como la investigación no confirmó las sospechas sobre su actividad de presunto dealer, el Tribunal Oral Federal (TOF) se limitó a atribuirle el delito menor de tenencia simple de estupefacientes.

El narco local, de nombre Maicol, fue motivo de un seguimiento por parte de agentes de la Delegación Toxicomanía y Leyes Especiales de la Policía provincial que, con una autorización del juez federal de Roca, allanaron su departamento en el barrio La Paz y lograron secuestrar un poco más de 200 gramos de marihuana. Antes, también habían observado en un domicilio anterior del sospechoso un gran movimiento de personas.

Te puede interesar...

El procedimiento policial se llevó a cabo el 9 de junio del año pasado y, días atrás, el cipoleño aceptó un juicio abreviado. En este marco, la fiscalía y la defensa acordaron un castigo de tres años de prisión en suspenso y varias pautas de conducta.

De manera inicial, el joven narco, de 22 años, había llegado acusado de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización. Sin embargo, explicaron fuentes judiciales, el acuerdo entre las partes permitió un cambio de calificación. El condenado registraba antecedentes penales y cualquier otro castigo efectivo lo iba a obligar a cumplirlo.

A la hora de imputarle un delito más leve, se tuvo en cuenta que no había grabaciones de video o escuchas que lo vincularan a la actividad narco y solo se contaba como prueba con el secuestro de marihuana en su domicilio particular.

Le devolverán el dinero secuestrado

Además de no ir a la cárcel, el joven cipoleño condenado recibió la buena noticia de que le iban a devolver el dinero secuestrado por la Policía rionegrina. En primer término, desde la fiscalía, se había impulsado su donación al hospital de Roca pero los integrantes del Tribunal Oral Federal desestimaron esa posibilidad porque no estaba comprobado que el dinero proviniera de actividades delictivas.

En el allanamiento, las fuerzas de seguridad habían incautado marihuana, armas de fuego y una importante cantidad de dinero en efectivo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario