Llegó la boleta y se acabó la alegría por tener luz

En un barrio sin gas, deben hasta $19 mil por el alto consumo.

Los vecinos del barrio Juventud y Desarrollo no salen de su asombro luego de recibir las primeras facturas de luz tras la instalación del servicio de forma regular. Los montos por el consumo de los primeros dos meses van desde los $3500 hasta casi $20 mil, y muchos ya adelantaron que no podrán pagarlas.

Como no cuentan con gas de red, se deben calefaccionar con electricidad, consumiendo como mínimo cuatro veces más de lo normal. “Nadie nos explica qué nos están cobrando. Tenemos sueldos normales, no podemos pagarlo. Tendremos que volver a la conexión clandestina”, aseguran los vecinos. Piden acceder a una tarifa diferencial.

Te puede interesar...

A poco más de 60 días de contar con electricidad de forma regular por parte de la empresa Edersa, los vecinos ya están pensando en volver a la clandestinidad. Es que las facturas llegaron con montos exorbitantes e imposibles de pagar. Una de las facturas exhibidas a LM Cipolletti muestra un monto a pagar de $19.844. Otras de las boletas con vencimiento mañana muestran un total a pagar de $14.888 por un consumo de 4604 KWh, $8579 por 2629 KWh, y otro de casi $4 mil, el que menos debería cancelar.

En Juventud y Desarrollo se regularizó el servicio en el invierno y la primera factura fue tan elevada que muchos piensan darse de baja.

Según relató Eduardo Sánchez, uno de los vecinos del lugar, en su casa ni siquiera cuentan con heladera porque se les rompió hace dos meses y no la pudieron reponer, por lo que no entienden a qué se debe el alto valor del consumo. “Creemos que debe haber un ítem que se nos aplicó y nos incrementó la tarifa, o que pagamos por zona residencial. Pero la realidad es que nadie nos da respuestas y que esto no lo podemos pagar. Sólo tengo un caloventor y electrodomésticos normales como en cualquier vivienda”, explicó.

Los vecinos realizaron una presentación ante el EPRE en la que exigen que se haga una revisión del consumo facturado y que se les pueda brindar una tarifa social, ya que el barrio no cuenta aún con el servicio de gas y no tienen otra forma de calefaccionarse que no sea con artefactos eléctricos. Es por esta razón que se detectan consumos superiores a los normales de cualquier otra vivienda.

Desde Edersa indicaron que en la semana recibieron reclamos y que se les explicó que lo facturado tiene estrecha relación con el consumo registrado durante el invierno.

--> La postura de la empresa

  • El consumo bimestral promedio para una vivienda familiar es de 490 KWh, con un costo total aproximado a $1500 a pagar en dos cuotas.
  • Edersa asegura que el costo es por consumo. “Un calefactor eléctrico para una habitación produce un consumo de casi 1000 KWh”, afirmaron.
  • La empresa negó fallas en la medición porque los equipos son nuevos y estimó que, pasado el invierno, la facturación se normalizará.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario