Llaman a expertos para evitar que se caiga Diente de Oro

Una construcción lindera pone en riesgo la estructura del histórico inmueble.

Arquitectos de la Universidad Nacional del Comahue (UNCo) especializados en la restauración de edificios históricos recorrieron el edificio cipoleño de la antigua tienda Diente de Oro para hacer un diagnóstico y presentarle al Municipio una propuesta que permita sostener en pie, conservar y poner en valor su propiedad.

“Al Municipio le interesa que lo asesoremos y hagamos un diagnóstico presuntivo, otro definitivo y la propuesta de reciclaje”, indicó el arquitecto y vicedecano de la Facultad de Ingeniería, Dante Di Fiore.

El profesional fue convocado por el secretario municipal de Obras Públicas, Francisco “Paco” Navarro. Hace pocos días, conoció las instalaciones del histórico almacén, junto a otra arquitecta y un agrimensor de la UNCo, ambos integrantes del Centro Experimental de la Vivienda y el Equipamiento Urbano, dependiente de la Facultad de Ingeniería.

El grupo convocado por el Municipio tiene más de 25 años de trabajo en la restauración de edificios históricos y otros sitios. Con esa trayectoria es una referencia indiscutida en la región, incluso en la Patagonia, para intervenir en una pieza tan cara a la memoria de los cipoleños como la tienda de ramos generales (ver aparte).

En la actualidad, los profesionales están recolectando información vinculada a esa propiedad histórica, ubicada en la esquina de Fernández Oro y Villegas, y que se encuentran a la espera de que el Municipio haga la solicitud de su servicio de manera formal y escrita.

Di Fiore aclaró que ellos no podrán ejecutar la obra de conservación, pero sí brindar el asesoramiento y determinar cuáles son las tareas de restauración más adecuadas que se pueden llevar a cabo. “Lo primero es definir qué se puede hacer para que el edificio sea sustentable en el tiempo”, indicó el vicedecano de la Facultad de Ingeniería.

Estructura endeble

En su recorrido por el Diente de Oro, advirtió que su estructura interna es endeble, ya que algunos cimientos han cedido, faltan prácticamente todos los pisos y algunas chapas, aunque destacó que la fachada no tiene fisuras importantes.

Di Fiore también llamó la atención sobre la obra lindante en construcción y la medianera, con el fin de tomar todos los recaudos para que no ponga en peligro de derrumbe al Diente de Oro.

“Es una obra muy importante para los cipoleños, que se recuerda como el almacén de ramos generales y un lugar clave por el movimiento que hay en esa zona. Es importante recordar de dónde venimos y hacia dónde vamos”, subrayó.

Navarro, por su parte, afirmó que el Municipio quiere firmar un convenio con la UNCo para mantener la estructura de esa propiedad, en tanto recibe el interés del Colegio de Arquitectos con base en esta ciudad para acercar ideas.

“Lo primero es hacer un plan de contención del edificio lindero para que la fachada no se venga abajo. Le pedimos -a la UNCo- una propuesta de apuntalamiento sobre la medianera. Una vez que logremos estabilidad, hay que ver qué trabajos de conservación se pueden hacer”, indicó el funcionario municipal.

Navarro, a su vez, recordó que en gestiones anteriores hubo dos licitaciones para concesionar el lugar que fracasaron porque se declararon desiertas. El propósito de este gobierno municipal es restaurarlo como un espacio que sirva al desarrollo de actividades culturales.

“Lo primero es hacer un plan de contención del edificio lindero para que la fachada no se venga abajo. Una vez que logremos estabilidad, hay que ver qué trabajos de conservación se pueden hacer”.Francisco Navarro. Secretario de Obras Públicas.

Profesionales con mucha experiencia

El Museo de Riego de Barda del Medio fue el primer edificio donde intervinieron los especialistas de la Facultad de Ingeniería de la UNCo.

También trabajaron en la conservación de la iglesia de Luis Beltrán y firmaron un convenio para meter mano en el museo histórico de Choele Choel. Incluso, ofrecen asesoramiento en el museo de Chos Malal e integran la comisión de patrimonio histórico que asesora a los municipios, como el de la capital neuquina y la localidad de Centenario.

Otra de las tareas de este grupo de profesionales consiste en el registro de edificios, sitios y lugares que integran el patrimonio histórico de la provincia de Neuquén, y hace algunos años hicieron un relevamiento y algunos estudios en la Torre Talero, pero no pudieron avanzar con el anteproyecto, ya que el Municipio neuquino pidió que paralizaran todos los trabajos.

Actualmente, el defensor del pueblo, Ricardo Riva, promueve una acción contra el Ejecutivo consistente en un amparo ambiental por el estado de abandono de ese emblemático inmueble, pese a haber sido declarado monumento histórico municipal, provincial y nacional.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario