Le dieron prisión perpetua al parricida de Costa Sur

Víctor Ibáñez Sepúlveda fue condenado por homicidio y abuso.

Como se podía prever, el chapista cipoleño condenado por el brutal crimen de su papá y el abuso sexual de la pareja deberá cumplir un castigo de prisión perpetua. La sentencia se conoció ayer por la tarde ante la mirada resignada de Víctor Ibáñez Sepúlveda, quien seguirá tras las rejas a pesar de la impugnación que impulsará la defensora oficial Silvana Ayenao.

La causa penal por el homicidio de Pío Ibáñez transitó un camino sin complicaciones en cuanto al esclarecimiento de lo sucedido en la vivienda del barrio Costa Sur. Desde un primer momento, Ibáñez Sepúlveda reconoció su autoría y se presentó por sus propios medios ante los efectivos de la Caminera ubicada en la zona de los puentes. A partir de ahí, el Ministerio Público Fiscal no tuvo más que recolectar las pruebas físicas de rigor, además de comprobar un segundo delito: el abuso sexual de la pareja de la víctima. La mujer permaneció algunos días internada y apenas pudo declarar, confirmó las sospechas de los investigadores.

Te puede interesar...

En los últimos meses, se llevaron a cabo las audiencias de control de acusación, el juicio oral y la cesura. Sin ningún tipo de dudas, un tribunal integrado por Alejandra Berenguer, Florencia Caruso y Álvaro Meynet lo declaró culpable de homicidio calificado por el vínculo y abuso. Ayer, los mismos jueces le confirmaron que cumplirá la mayor pena de prisión que contempla el Código Penal argentino.

De acuerdo con lo informado por el Poder Judicial rionegrino, los juicios de responsabilidad y cesura se desarrollaron durante nueve audiencias orales. El último testigo que se escuchó la semana pasada fue el dueño del taller de chapa y pintura donde trabajaba el condenado. Su relato no dejó de llamar la atención por el énfasis puesto en el carácter trabajador de Ibáñez, quien cumplía jornadas extensas y sólo se ausentaba los lunes, un día en apariencia difícil para cumplir con sus obligaciones laborales.

Por su parte, el fiscal Martín Pezzetta, hizo hincapié en las múltiples pruebas en contra del acusado. En sintonía, el tribunal tuvo presentes los testimonios y el relato de la pareja de la víctima.

Desde la defensa se planteó un escenario de enfrentamiento entre Ibáñez Sepúlveda y su padre. Por esta razón, impugnará el fallo condenatorio.

Un hecho que sacudió al barrio ribereño

Lo sucedido el 18 de septiembre de 2017 sacudió al barrio Costa Sur y a la familia de Pío Ibáñez, quien siempre convocaba a hijos y hermanos a celebrar la independencia chilena. Las reuniones estaban muy lejos de tornarse violentas y los presentes se limitaban a comer y beber en abundancia, explicaron fuentes judiciales. Sin embargo, el día del crimen, Víctor permaneció hasta tarde y, de manera inicial, tomó un hierro y mató a golpes a su papá y luego abusó de su pareja.

El asesino tiene 37 años, es casado y desde joven padecía alcoholismo.

LEÉ MÁS

Pidieron perpetua para el chapista que mató a su papá

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario