El clima en Cipolletti

icon
20° Temp
31% Hum
LMCipolletti policía

Le apuntaron a un policía con su propia arma y lo pagó con una "probation"

Ocurrió en febrero de 2019 en un boliche bailable. Dos mayores y un menor fueron retirados por provocar desmanes, y en el exterior le quitaron el arma al uniformado.

Un joven que participó en un violento ataque en el que golpearon a un policía, le robaron el arma reglamentaria y le apuntaron a la cabeza, fue sobreseído porque cumplió con las pautas de conducta establecidas en un proceso de suspensión de juicio a prueba, conocido como “probation”.

El imputado, de apellido Romero, fue acusado por el delito de “atentado contra la autoridad”, por un hecho que ocurrió el 23 de febrero de 2019 en el conocido boliche bailable ubicado en inmediaciones de los puentes.

Te puede interesar...

El fallo dictado por la jueza Sonia Martín, describe que el incidente ocurrió poco después de las 6:30 en el interior del local nocturno, cuando junto a una mujer de apellido Rueda y un menor de edad provocaron desmanes al arrojar vasos de vidrios a otras personas.

El personal de seguridad los expulsó, pero una vez en el exterior les tiraron piedras, por lo que intervino un policía que cumplía trabajo adicional.

Allí Romero agredió al uniformado de un piedrazo, pero fue reducido por los custodios privados.

En ese momento el menor que los acompañaba se aproximó al policía y le pegó una piña, y en medio de la agitación le sacó el arma reglamentaria, una 9 mm con 15 proyectiles en el cargador.

El pibe le alcanzó la pistola a la mujer, quien le apuntó en la cabeza al efectivo y le gritó: “soltalo o te mato”.

El policía se agachó en una reacción defensiva, y la mujer entonces “apunta hacia el cielo, carga el arma y efectúa un disparo”.

Luego intentó cargarla nuevamente, pero uno de los custodios logró sacarle el arma, mientras fue reducida por otros policías.

La fiscal Andrea Bravo solicitó el sobreseimiento de Romero por vencimiento del plazo de la suspensión del juicio a prueba que le concedieron por un año. Adujo que el joven cumplió con las pautas de conducta y abonó la reparación económica establecida. Además, no registra antecedentes penales.

En la misma causa la mujer de apellido Troncoso ya había sido condenada en junio del 2019 a tres años de prisión en suspenso por considerarla autora del delito de coacción agravada por el uso de arma de fuego y amenaza tendiente a lograr que el empleado policial haga algo, que sería soltar al menor. Fue condenada en título de autora.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
100% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario