Le anulan la condena por abuso a un comerciante

Le habían impuesto 8 años de cárcel. Críticas para fiscales y jueces.

POR GUSTAVO ARROYO - arroyog@lmneuquen.com.ar

Una vez más, el Tribunal de Impugnación bochó una sentencia dictada en Cipolletti en un caso muy sensible como el presunto abuso a una niña. Para los jueces, el fallo que condenó a un comerciante de esta ciudad fue “totalmente arbitrario” y por esa razón ordenaron que se haga un nuevo proceso. Hubo múltiples cuestionamientos a fiscales y magistrados que intervinieron en la investigación y posterior acusación, destacaron fuentes allegadas a la causa.

El año pasado, los jueces de Impugnación también habían rechazado una presentación de la fiscalía local por el caso del dirigente sindical Rubén López y el ex futbolista Luis Abramovich, quienes habían sido acusados de abuso sexual y resultaron absueltos. Desde el Ministerio Público se quiso revertir el fallo, pero el tribunal con asiento en Viedma no consideró sus argumentos.

Te puede interesar...

Ahora, nuevamente, fue analizada una impugnación impulsada por el abogado particular Ricardo Mendaña y se advirtieron pruebas poco convincentes para condenar a un comerciante acusado de abusar de su hija menor. Según las fuentes, los jueces repasaron tanto el testimonio de la víctima en Cámara Gesell como el resto de los elementos incriminantes y evaluaron que la declaración de culpabilidad era arbitraria, sin fundamentos firmes.

Asimismo, se cuestionó el papel de la jueza que actuó en primera instancia bajo el viejo Código y los funcionarios del Ministerio Público Fiscal, que sostuvieron la acusación durante las audiencias realizadas en Cipolletti.

Por otra parte, se valoró la intervención de peritos y psicólogos, que pusieron en duda la situación de abuso.

Debido a que la víctima es hija del acusado, no se pueden brindar datos filiatorios de los involucrados.

El Tribunal de Impugnación ordenó un nuevo proceso y anuló la sentencia condenatoria en contra del acusado.

--> Un proceso extenso, marcado por el viejo Código

El proceso por presunto abuso se inició hace varios años y bajo el viejo Código Procesal Penal de la provincia. De acuerdo con fuentes judiciales, tuvo varias idas y venidas y la madre de la víctima abandonó la ciudad debido a supuestas amenazas del acusado. Desde el Ministerio Público de Cipolletti y la querella, se siguieron las actuaciones y el año pasado se concretó el juicio en contra del comerciante con domicilio en esta ciudad.

Las pruebas en contra del acusado surgieron del análisis de la cámara Gesell; para los acusadores, los abusos se dieron entre los 5 y los 8 años de la menor. A partir de estas revelaciones, el padre fue imputado por el delito de abuso sexual gravemente ultrajante.

Además del relato de la menor, fueron escuchados los psicólogos y otros peritos que intervinieron en la causa penal.

Tras el debate donde el comerciante fue declarado culpable, se llevó a cabo el denominado juicio de cesura aunque con algunos contratiempos. En la primera audiencia programada no concurrió el defensor particular del acusado y luego, las partes fueron notificadas de un cambio de abogado.

Lo resuelto por los jueces de impugnación obliga a una revisión de la investigación realizada.

El acusado proclamó su inocencia

La primigenia investigación fiscal situó los abusos cuando la hija del acusado tenía cinco años. El hombre, un comerciante de esta ciudad, negó los cargos en su contra y ante el Tribunal de Impugnación reiteró que era inocente.

El acusado primero fue juzgado ante un tribunal integrado por Laura González Vitale, Maximiliano Camarda y Oscar Gatti, quienes lo declararon responsable y luego, le impusieron una pena de 8 años de prisión efectiva.

La acusación estuvo a cargo del fiscal Santiago Márquez Gauna.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario