Las tomas esperan los servicios a partir de abril

Piden que el Municipio fije ya el precio para empezar a pagar las tierras y apurar las obras.

Los habitantes de las cinco tomas que serán expropiadas comienzan a impacientarse por la falta de avances del proceso de regulación. Con la aprobación de la ley, esperaban que el verano los encontrara iniciando las obras para conectarse a los primeros servicios básicos, pero ahora estiman que eso no sucederá antes de abril.

El Municipio ya cuenta con la valuación fiscal de las tierras, pero todavía no se oficializó el precio que deberá pagar cada familia, ni si los propietarios de las tierras aceptarán vender o recurrirán a la Justicia para negociar un precio más elevado.

Te puede interesar...

La ley de expropiación fue el punto culminante de un año con muchos avances para los cipoleños que viven en tomas, pero los beneficios aún no se concretaron.

“Los cinco barrios que ya cuentan con la ley de expropiación abarcan a unas 2000 familias, distribuidas en 62 hectáreas. Estuvimos todo el año pasado debatiendo con la gente de Hábitat del Municipio y ahora esperamos que nos digan el precio”, manifestó la referente del Barrio Obrero, Lila Calderón.

La urgencia de los vecinos es la regularización de los servicios, que estiman será posible a partir de abril. Aunque hay apuro, por ahora continuarán con las gestiones a través del Municipio. “Con la ley nacional de barrios populares y el certificado de vivienda podríamos ir a las empresas de servicios para que busquen cómo incluirnos. Pero nosotros seguiremos con las gestiones y consideramos que los barrios expropiados estamos en condiciones de que (las obras) se hagan rápido”, manifestó Calderón.

El agua y la luz son los servicios más necesarios. Actualmente, los vecinos están “colgados”, por lo que tienen mala prestación y al mismo tiempo afectan el servicio general. Pasarían a control de un organismo nacional y los vecinos podrían gestionar las conexiones a los servicios.

“Nosotros queremos pagar todo. Fuimos a pedir la luz legal, con el certificado de vivienda, y no pudimos. Que el servicio no esté regularizado no es nuestra responsabilidad”, advirtió Calderón.

--> La situación de los otros barrios

Además de los barrios a expropiar, en Cipolletti hay 31 asentamientos. “Vamos a seguir haciendo gestiones por los demás barrios. Este año vamos a pedir a los concejos deliberantes de cada ciudad y a la provincia que adhieran a la ley que impulsa la urbanización de los barrios populares”, dijo Lila Calderón.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario