Las negociaciones en el Obrero B siguen estancadas

El diálogo entre el Municipio y el dueño de las tierras se estancó desde el inicio de la pandemia de coronavirus.

El Ejecutivo municipal no ha terminado las conversaciones con el propietario de las tierras del Barrio Obrero B y, por tal motivo, el destino de la urbanización del sector sigue siendo todavía una incógnita. Los vecinos quieren tener certezas inmediatas porque, entre otras cosas, pretenden avanzar en la regularización del tendido eléctrico existente, precario y construido por la propia comunidad.

Reinato Apablaza, dueño del predio donde se encuentra el asentamiento, manifestó que a lo largo de estos dos meses y días de cuarentena no recibió ningún tipo de comunicación por parte de las autoridades, y reiteró su propósito de concluir la controversia por la vía del diálogo.

Te puede interesar...

Sin embargo, nadie le ha contestado todavía sobre la viabilidad del entendimiento que se había alcanzado para efectuar el canje de su propiedad por ocho lotes pertenecientes al Estado local y que están ubicados en distintos puntos de Cipolletti.

La superficie sumada de las parcelas en cuestión es mucho menor que la propiedad de Apablaza, quien, sin embargo, ha privilegiado la alternativa de llegar a un arreglo definitivo y dar vuelta la página a un litigio que arrancó en 2009, cuando fueron ocupadas sus tierras y, de ahí, surgió lo que hoy se conoce popularmente como el Barrio Obrero B.

"Nada, no he recibido ninguna llamada para ver cómo se resuelve todo. Sigo esperando. Mi intención es llegar a un acuerdo, pero me tienen que contestar si va o no va lo que se había conversado", enfatizó el propietario.

En total, los ocho lotes suman, en números redondos, unos 12.000 metros cuadrados, mientras que el predio del asentamiento alcanza unos 58.000 m2. "Es una diferencia bastante notable. Sin embargo, mi decisión es lograr un entendimiento final", manifestó, y destacó que no pide ningún monto extra ni otra forma de compensación alguna. "Solo quiero que me entreguen todo escriturado y listo", agregó.

En tanto, la dirigente vecinal y social Lilia Calderón, consultada por la situación legal y administrativa del Obrero B, expresó que "es urgente" que el Municipio concluya con el proceso de regularización en marcha y "si no acuerda con el propietario, tendrá que avanzar en la expropiación de las tierras, como pasó con el Obrero A".

La referente fue categórica en cuanto a que el Ejecutivo municipal "debe apurar los pasos y tomar decisiones", y dijo que las autoridades "tienen que parar de vendernos humo porque el tiempo sigue pasando, se acerca otro invierno y el problema del suministro eléctrico, entre muchos otros, todavía no se logra resolver".

LEÉ MÁS

Vecinos de las tomas talan árboles para calefaccionarse

Vecinos de barrio Obrero piden que cierren tres calles

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario