El incidente se desató minutos después de las 3:30 de la madrugada de ayer, informó Honorio Lavigne, jefe del Cuartel de Bomberos Voluntarios de la villa balnearia.

Al arribar una dotación al lugar, las llamas envolvían en su totalidad la estructura comercial, construida en madera y con un entrepiso de cemento soportado por pilotes de troncos, que se derrumbó.

Cuando lograron sofocar el fuego, advirtieron entre los despojos un freezer vacío, una freidora, una cocina y un pequeño horno, junto con algunas mesas y sillas. Todo se consumió por las llamas.

Las pericias preliminares determinaron que el local no contaba con el servicio de electricidad ni garrafas de gas porque hasta allí no llega la red, por lo que se descarta una falla en las conexiones o una fuga.

Hasta ayer no habían podido ubicar al responsable del establecimiento, por lo que desconocen quién es su titular. Es la tercera vez en los últimos años que el mismo lugar es destruido por el fuego, una situación algo extraña.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario