El clima en Cipolletti

icon
14° Temp
31% Hum
LMCipolletti

Las aguas servidas rodean un barrio

Los escapes cloacales tienen a mal traer, hace tiempo, a los vecinos de las 300 Viviendas. Una habitante hizo una denuncia en la Municipalidad.

Las surgientes del líquido maloliente son continuas en el sector. Se cuestiona al consorcio por no actuar con eficacia.
 
Las aguas servidas que manan de un sistema cloacal que está sumamente deteriorado tienen prácticamente rodeado al barrio 300 Viviendas. Algunos días más, otros menos, el líquido maloliente discurre por calles Esquiú, España, Belgrano y Arenales, para preocupación de los vecinos que deben sufrir un problema que parece no encontrar una solución definitiva.
La situación llevó a que la vecina María Rosa Coriolani, residente en el sector desde su creación hace 36 años, presentara una queja en la Municipalidad para que se busque y se brinde con “carácter urgente” una respuesta acorde a la magnitud de un inconveniente que genera riesgos para la salud tanto para los habitantes como para docentes y alumnos en dos establecimientos educativos lindantes: el Colegio Especial Nº4 y la Escuela 238.
En su nota dirigida al intendente Abel Baratti, destaca que los residentes en el lugar “venimos padeciendo desde hace años un gravísimo problema por el colapso del sistema cloacal –producto del deficiente y nulo mantenimiento del mismo por parte de las autoridades del consorcio del barrio– el cual deriva en constantes emanaciones de líquidos cloacales y olores nauseabundos, lo que repercute en la salud y calidad de vida de los que aquí vivimos”.
 
Sector sitiado
La preocupación se genera por “la constante surgente de aguas servidas, puntualmente en los módulos que se encuentran ubicados sobre calle Esquiú frente al Colegio Especial Nº4, al cual periódicamente asisten niños con capacidades diferentes, llegando a calle España y su intersección con Arenales, encontrándose literalmente todos los propietarios e inquilinos que habitamos en el barrio sitiados por este foco contaminante y altamente infeccioso”, expresa Coriolani.
La vecina cuestiona “el grado de inoperancia e ineficiencia de las autoridades del consorcio, en cabeza de la señora Elva Lazcano, quien periódicamente recibe las quejas y reclamos” y pone de relieve que en su caso y el de muchos otros habitantes “estamos al día con el pago de las expensas” y por eso vienen solicitando que se “se invierta los recursos de manera eficiente para solucionar el problema”.
Coriolani mostró ayer el pozo cloacal casi lleno hasta la superficie que hay en el jardín de la vivienda que ocupa su hijo, en la esquina de uno de los módulos de departamentos que da a Esquiú, frente al colegio especial. De las inmediaciones salen constantes emanaciones de aguas servidas que hacen a pocos metros un gran charco. El olor es el típico de los líquidos de desecho humanos.
Manifestó que algunos días el fluir de las aguas sucias resulta considerable, rodeando por completo al barrio con su carga de hedores y riesgos para la salud. Precisó, además, que días atrás hubo una asamblea de vecinos en la que se analizó la situación, y dijo que la semana entrante habrá otro encuentro para evaluar si surgen respuestas y soluciones a una dificultad que lleva ya mucho tiempo.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario