El clima en Cipolletti

icon
22° Temp
32% Hum

Ladrón dejó sin moto ni pizza a un delivery

El delincuente se hizo pasar por cliente y realizó un pedido. Lo desvalijó en el Piedrabuena.

La impunidad delictiva se revela a toda hora y suma más víctimas en Cipolletti. Ahora le tocó a un delivery de comida que acudió a un llamado por una pizza y una hamburguesa y, para su sorpresa, se trataba de un asalto. Un encapuchado lo redujo rápidamente y no sólo se llevó la billetera con mil pesos sino también el pedido y la moto. El hecho sucedió en el barrio Piedrabuena.

El incidente se desarrolló a partir de las 9 de la noche del lunes, en la rotisería Lo de Migue. Como es habitual, recibieron un llamado telefónico de un número privado y la solicitud de una pizza, un sándwich de milanesa y una hamburguesa. Tanto el dueño del comercio, Miguel Guajardo, como su empleado Félix, no tuvieron sospechas y cumplieron sin demoras la preparación y entrega de la comida. De esta forma, cuando había pasado media hora, el delivery dejó las instalaciones de la rotisería, en Paraguay al 1400 y se dirigió hasta calle Juan XXIII al 1200, en el Piedrabuena.

Te puede interesar...

“Dame todo o te pego un tiro”, fue el mensaje cortante de un encapuchado, que le salió al paso a un sorprendido Félix. De acuerdo con fuentes policiales, la víctima no pudo hacer nada para protegerse o intentar alejarse en su vehículo y se limitó a entregar el dinero, la comida y la moto.

Apenas se enteraron de lo sucedido en la rotisería, se efectuó una denuncia en la sede de la Comisaría 24 y hubo un procedimiento en la zona del asalto, pero sin resultados concretos, destacaron las fuentes.

El atraco se produjo en un sector oscuro y el delincuente buscó protegerse el rostro para no ser identificado. En cuanto al arma de fuego, era corta y el ladrón se la apoyó en el pecho a la víctima.

Félix perdió hasta el casco y pudo salvar su teléfono porque se lo había olvidado en la rotisería, precisaron las fuentes.

Muy preocupados por las características del hecho delictivo, los integrantes del comercio adoptarán algunas medidas de seguridad respecto de la entrega de pedidos en los barrios. Los delivery trabajan en general en horas de la noche y la mayoría de las rotiserías de la ciudad utilizan motos para llegar a tiempo con la entrega de la comida.

Atracos en la calle y en semáforos

El asalto al delivery cipoleño casi no sorprende y forma parte de una serie de atracos a mano armada que son habituales en determinados barrios. En lo que va del año, varios motociclistas fueron sorprendidos en semáforos o en cruces de calle y tuvieron que entregar sus vehículos ante la amenaza de los delincuentes.

Las motos son un botín muy buscado y se refleja en su robo permanente en Cipolletti.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario