La Rinconada, una playa calma muy cerca del centro

Ubicada al norte de la Bajada Cero, es la preferida de quienes huyen del ruido.

Es distinta por donde se la mire, y tiene nombre propio, sin números: La Rinconada. Es la bajada que se encuentra al norte de Las Grutas, a unos 1400 metros de la Cero. Silenciosa e íntima, es una de las preferidas de quienes escapan al bullicio de las multitudes.

Por la escasa distancia es posible llegar caminando por la playa. También se puede ir en vehículo por la avenida Curru Leuvú, continuidad de la Río Negro.

Te puede interesar...

Allí el lugar se destaca porque corta la línea de médanos y el acantilado que acompañan el litoral marítimo en ese sector. Hay un rectángulo descampado para estacionar vehículos y una coqueta pasarela de madera que corre sobre un jardín prolijamente decorado.

El tablado llega hasta un parador construido sobre el peñasco, donde se pueden saborear pescados y mariscos. Un paredón bajo que forma balcones permite admirar el paisaje, mientras que un complejo de veredas y escaleras conducen al mar.

Como en toda la costa regional, el comportamiento del mar expone dos escenarios distintos. En baja se descubre una restinga de cientos de metros. Es muy agradable instalarse en las proximidades, donde abundan las piedras que desprendió el murallón costero. Pueden ser plataformas para tomar sol, dar sombra o ser la base de campamentos.

En la pleamar, en cambio, esa superficie rocosa brinda la sensación de estar en una piscina, aunque puede resultar peligrosa si las olas son muy fuertes. Cuando el mar está alto, también disfrutan los pescadores deportivos, pues es el momento de mayor pique, y desde el acantilado se pueden realizar lances profundos. Por eso se suelen observar a decenas de aficionados cañas en mano .

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario