El clima en Cipolletti

icon
10° Temp
62% Hum
LMCipolletti Videla

La pareja de Videla: "Creemos que sigue con vida"

Julio Sánchez, la pareja del trabajador judicial secuestrado en Roca, sospecha que el hombre acusado de rapto y tentativa de homicidio cuenta con la ayuda de otras personas para mantener a Videla privado de su libertad. No obstante, confía en que lo van a encontrar.

"Corré, no subas (al auto)". Esas fueron las últimas palabras que le escuchó decir Julio Sánchez a su pareja, Javier Videla, el trabajador judicial secuestrado en General Roca, el jueves pasado. No lo pudo ver porque el vehículo -un Chevrolet Vectra- tenía vidrios polarizados, pero era su voz. Julio corrió y alcanzó a ingresar a su departamento. Los dos balazos que le tiró Antonio Colicheo, el hombre detenido por rapto y tentativa de homicidio, quedaron incrustados en la puerta.

Hoy repasa la secuencia de los hechos y no puede creer lo que está viviendo. "Lo único que queremos es que -Javier Videla- aparezca con vida y todo esto sea un mal recuerdo", expresó, en diálogo con LMCipolletti.

Te puede interesar...

A casi una semana de su secuestro, la búsqueda que llevan a cabo policías y funcionarios judiciales no se detiene y Julio está convencido de que lo van a encontrar, aunque sospecha que hay otras personas que están ayudando al detenido para que Videla continúe desaparecido. "Desde el primer momento creemos que está vivo", aseguró.

Si bien manifestó que no pierde la fe de que lo van a encontrar, aseguró que no cuentan con el menor indicio. La incertidumbre es tremenda. "No sabemos dónde lo puede tener", dijo. Y teme por su vida, ya que el peligro mayor cesó con Colicheo tras las rejas, pero cree que "tiene cómplices que lo están ayudando". No descarta que desde el encierro pueda mandar a matar a otras personas.

Mientras se sigue adelante con los rastrillajes, Sánchez pidió a la gente que sabe algo del caso que hable y colabore con la Policía y la Justicia. "Alguien tiene que saber dónde está", manifestó el hombre, de 30 años.

Búsqueda de Javier Videla

La familia de Videla esperaba que el propio detenido confiese dónde está, sin embargo, en la formulación de cargos no quiso declarar. Sánchez tampoco sabe mucho de él porque ni siquiera tenían una relación cercana. "Lo vi dos veces", afirmó.

En una oportunidad, recordó que Colicheo se ofreció "de gauchada" a examinar el Vectra de Videla. Luego, pasó a buscarlo y se perdió de vista. Volvió a verlo cuando avisó que el auto ya estaba listo. Javier no estaba, en ese momento, pero le dijo que espere, que estaba por llegar. "Pidió disculpas por la demora. Había pasado un mes. Dijo que había estado en el campo y tenía el celular apagado", comentó Javier, tras lo cual se fueron juntos -Colicheo y el trabajador judicial- a buscar el vehículo reparado, que estaba en Allen.

"No hubo una discusión. Siempre se lo trató con respeto", aseguró su pareja.

Ese día, que fue el jueves pasado, Colicheo volvió al departamento de Sánchez dos veces más. Primero llegó solo, a bordo del auto de su pareja, y preguntó por Videla. A Sánchez le pareció raro que pregunte por él, ya que habían ido juntos a buscar el Vectra reparado.

Colicheo se retiró y volvió más tarde. En el interín, Sánchez llamó a Videla por Whatsapp. Lo atendió otra persona. Volvió a llamar y esta vez contestó Antonio, quien le manifestó que estaba por llegar. En eso vio a través de la ventana de su departamento que estaba el Vectra estacionado, afuera de su domicilio. Pero no salió nadie. Entonces, Julio se acercó hasta el auto. Vio a Colicheo, quien le dijo que suba al auto; y ahí es cuando escuchó a su pareja gritarle que corra. Luego escuchó los impactos de bala y el rodado que huyó a toda velocidad. "Todo esto es no de creer", expresó.

Esa fue la última vez que escuchó a Javier; y si bien el hombre acusado de rapto y tentativa de homicidio no había tenido problemas previos con él, supo más tarde que ya tenía otros antecedentes delictivos. "Por lo que dice la Policía, no es algo nuevo en Colicheo (que reaccione así)", señaló.

rastrillajes Javier Videla.jpeg

Sobre la detención de Colicheo

Colicheo fue detenido a 75 kilómetros de General Roca en una estancia llamada La Perseverancia, en Casa de Piedra. Estaba en una vivienda, en poder de un Chevrolet Agile. En el interior del auto se encontraron pertenencias de Javier, al igual que en el interior de la casa. Se secuestraron las llaves del Chevrolet Vectra de Videla, el teléfono celular, una riñonera, billetera y un arma de fuego calibre 9 milímetros marca Tauro con numeración suprimida.

En otro procedimiento, en la calle Saavedra de General Roca, se encontró el vehículo propiedad de Videla, el que fue utilizado para el secuestro. En el interior detectaron tres vainas servidas calibre 9 milímetros que coinciden con los proyectiles secuestrados por criminalística, signos de violencia y marcas de sangre.

Colicheo seguirá detenido en la Comisaría 21 de Roca, mientras se lo busca a Videla, quien hasta el momento no aparece. En los rastrillajes también estuvieron participado compañeros de trabajo.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

37.5% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
62.5% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario