La jefa narco Ruth Montecino ya tiene salidas de la cárcel

La integrante de la banda cipoleña va a trabajar y visita a sus familiares.

A cinco años de haber sido condenada por liderar la mayor banda de narcotraficantes de la región, la cipoleña Ruth Montecino ya tiene salidas laborales y transita las calles de la región todos los días.

Montecino fue condenada a una pena de 15 años de prisión en octubre de 2013, pero consiguió un trabajo en blanco que le permite ir y venir de la Unidad 16 de Neuquén, donde está detenida, y visitar hasta dos veces al mes a su familia.

Desde la Defensoría Pública Oficial, con sede en la capital neuquina, se informó que las salidas laborales y transitorias que la Justicia le concedió hace muy pocos días son beneficios que tienen los presos cuando están a mitad de su condena. Sin embargo, la presa por narcotráfico cumplió en tiempo real apenas un tercio.

Para llegar a computar la mitad de su pena, la mujer apeló a la ley de estímulo educativo. Estudió bastante y fue así que pudo adelantar varios meses su sentencia.

La Ley de Educación en Contextos de Encierro facilita esa posibilidad a los internos que completen y aprueben total o parcialmente sus estudios primarios, secundarios, terciarios, universitarios, de posgrado o trayectos de formación profesional o equivalentes. Se trata de un estímulo educativo para reducir las distintas fases y períodos de progresividad de las personas privadas de su libertad hasta 20 meses como máximo. Además, se contempló como doble el tiempo que pasó detenida antes del juicio.

“No hay nada raro con Ruth Montecino. Todos los presos tienen derecho a acceder a salidas transitorias y laborales cuando cumplen la mitad de su condena”, se informó desde la Defensoría Oficial, con sede en la capital neuquina, ante los primeros reclamos y consultas por las salidas de la cipoleña que supo liderar la megabanda narco más grande la región.

Los permisos fueron otorgados por el Tribunal Oral Nº 1, el mismo que en octubre de 2013 la condenó a 15 años de cárcel por el delito de tráfico de estupefacientes en las modalidades de almacenamiento, transporte y comercialización, agravado por la intervención de tres o más personas organizadas para cometerlo.

Además, los informes penitenciarios que monitorean su conducta han sido favorables, de modo que por ahora no hay nada que impida que pueda comenzar a acceder a estos beneficios, ni le resultaría conveniente utilizar sus salidas para otros fines, ya que correría riesgo de perderlos.

Poco se sabe del trabajo que está desempeñando, ya que la Defensoría Oficial mantuvo bajo reserva esos detalles. No obstante, se indicó que a su lugar de trabajo va acompañada de un “guardador”, es decir, una persona de su confianza que vela por el cumplimiento de la salida.

“No hay nada raro con Ruth Montencino. Todos los presos tienen derecho de acceder a salidas transitorias y laborales cuando cumplen la mitad de su condena”.La defensoría oficial de Neuquén defendió los beneficios a la condenada.

  • Sus hijos, en la mira por estafas

Varios integrantes de la familia están siendo investigados por la venta de autos robados a través de un autoparque de la ciudad. Cuando trascendió la investigación, se presentaron rápidamente 60 denuncias por estafas por parte de clientes que recibieron vehículos con papeles truchos o con graves fallas mecánicas. Para la Justicia, se trataba de un modus operandi ya que ante las primeras quejas por los problemas de los vehículos entregaban otro de menor valor como compensación. Sobre esos rodados se detectaron irregularidades en la documentación.

Hasta el momento, sin embargo, la causa tuvo idas y vueltas, con sospechosos apresados y luego liberados, y todavía no se resolvió si los presuntos implicados irán a juicio.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario