La fruta, de mal en peor

Los anuncios de Macri trajeron más problemas para el sector.

El presidente Mauricio Macri anunció el lunes medidas para contener la sangría económica. Entre ellas, se destacó el recorte en la cantidad de los ministerios y la implementación de retenciones a las exportaciones. Este último punto generó preocupación, particularmente en la cadena de producción frutícola del Alto Valle.

Al respecto, el consultor internacional especializado en economía agrícola, Miguel Ángel Giacinti, explicó que las medidas implican una disminución de reintegros de impuestos del 8,5% al 4,75% y retenciones de $4 por dólar de exportaciones que, a su vez, significan una pérdida contable de 7 centavos de dólar por amortizaciones o recupero de las inversiones y una suba salarial potencial de tan sólo un 18%.

“El anuncio generó grandes expectativas para que estas medidas funcionen y así estabilizar la macroeconomía ante la supuesta imposibilidad de bajar gastos públicos en la dimensión necesaria. El limitado diagnóstico sectorial supone que el alto tipo de cambio hace rentable a la fruticultura regional, cuando aún resta negociar salarios”, expresó.

A su vez, sostuvo el problema de costo para competir internacionalmente es la “baja productividad” del sector. “La suba del dólar solapa la realidad y, ante las retenciones, la hace emerger”, explicó.

18% se prevé que aumenten los salarios del sector, muy por debajo de la inflación.

“Previo a los anuncios oficiales, el sector podía negociar una suba del 25% bajo la hipótesis de que el precio le permitiría rentabilidad financiera o de caja de 4,5 centavos de dólar por kilo, aunque no alcance para generar lo suficiente para invertir, considerando la utilidad económica. Ahora, con la baja de reintegros impositivos y la suba de retenciones, disminuye a 18% la suba salarial, como máximo. Esto porque significa una extracción de recursos económicos al sector de más de $2100 millones con retención de $4 por dólar y reducción de reintegro impositivo”, informó Giacinti.

Finalmente, mencionó que, de acuerdo con su análisis, “las medidas restringen la posibilidad de invertir para mejorar la productividad y que, además, tienen secuelas sobre la cuestión social por un limitado aumento salarial, ya que un incremento superior hace impagable los impuestos sociales y dificulta el normal pago de salarios en tiempo y forma, algo que el Valle ha visto en los últimos años”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario