El clima en Cipolletti

icon
23° Temp
65% Hum
LMCipolletti familia

La familia Scianca, recuerdos cipoleños

Nació en San Isidro y llegó a la región para transformar su historia.

Entre tantas memorias de la historia oral que recopilamos de antiguos pobladores o sus descendientes, tomamos testimonio de uno de los integrantes de la familia Scianca. Eduardo Federico Scianca y sus evocaciones.

Reitero lo escrito en otros trabajos: la historia patagónica y nacional, –puede ser narrada a través de entrevistas a sus protagonistas o descendientes, y necesitó de un largo periodo de tiempo para que fuese aceptada, valorada, aprovechada.

Te puede interesar...

Don Bartolomé Scianca había nacido en San Isidro, en 1880, y fue el primer hijo argentino de un matrimonio de inmigrantes italianos que habían llegado al país escapando de la revuelta “Garibaldina”. Llegó a la región a los 18 años como fabricante de hornallas para ladrillos, que les vendía a los ingleses para la construcción de las vías del ferrocarril. Luego trabajó en la obra que levantó el puente metálico con la estructura transportada por partes desde una metalúrgica de Birmingham. Se mantuvo firme aún al paso de los años: una simétrica estructura roblonada color aluminio, que soporta el peso de los pocos trenes que por allí todavía transitan. La casita emplazada en la unión entre Cipolletti y Neuquén fue la morada del guardapuente don Bartolomé Scianca con su esposa Petrona Dolores Domínguez, que tuvieron 11 hijos. Uno de ellos, Eduardo, hizo fotografiar a la casita por miedo a la demolición, a fines del siglo XX.

scianca2.jpg
Scianca e hijos mayores.

Scianca e hijos mayores.

Esta morada ferroviaria levantada por los ingleses en 1899 fue la anticipación del advenimiento del convoy ferroviario a comienzos del siglo XX. Recordemos que en esa época no había conexión entre Neuquén y Río Negro, solo lo hacían por medio de una balsa; hasta que a principios del siglo se inauguró el puente ferroviario y peatonal, que fue el primer nexo entre ambas provincias. A fines del Siglo XIXse tendieron las vías del ferrocarril desde Bahía Blanca a Neuquén por la Empresa Ferrocarriles del Sud. Cuando se comenzó con el puente ferroviario, junto a este se construyó una casa de dos ambientes que servía de oficina a los ingleses. En 1903 la casa se convirtió en vivienda para el guardapuente.

Junto a la casa, se encontraba una casilla de chapa y el molinete de madera, donde Bartolomé pasaba la mayor parte de sus horas de trabajo. La construcción era pequeña, con una fachada prolija y pintoresca que mantiene a pesar del tiempo: el sello de la arquitectura inglesa. La misión del guardapuente era vigilar el tránsito ferroviario, peatonal, y la recarga de agua para la locomotora a vapor.

Por suerte, no la demolieron y la declararon monumento histórico. Un descendiente del guardapuente, Eduardo Federico Scianca, nació en 1916: pasó su niñez en Cuatro Esquinas, se casó con Hilda Ester Rosa, tuvieron a Margarita, su única hija, 5 nietos y varios bisnietos. Hilda Ester Rosa pertenece a una antigua familia pobladora neuquina, descendiente de Pedro Rosa: esta amplia familia —por la cantidad de descendientes que se asentaron en estas tierras de la Confluencia— arribó en los primeros años del siglo XX.

La familia Rosa en Argentina se inició con Nicola Rosa, que vino de Spotorno, provincia de Savona (ex Génova), Italia; acá se casó con Teresa Gogiera, italiana de Finale Ligure, también de la provincia de Savona, que ya se encontraba en el país. Tuvieron 8 hijos.

“Doña Clelia confeccionaba trajes de novias. Con el paso de los años dejó muchas mujeres elegantes en todo el Valle, surgidas de su arte. Novias neuquinas blancas y radiantes, la formalidad del matrimonio y los tradicionales vestidos en muchos casos bordados en pedrería por doña Clelia eran los modelos que desvelaban a las casamenteras de aquellas épocas”, según la narración de su nieta. Las hijas de Clelia heredaron el amor por la alta costura y el buen gusto de sus diseños.

scianca.jpg
Casita del guardapuente donde habitó don Bartolomé Scianca, y otros guardapuentes.

Casita del guardapuente donde habitó don Bartolomé Scianca, y otros guardapuentes.

Dijimos que, en Cipolletti, Hilda se casó con Eduardo Scianca. En esa ciudad tenía su atelier, aunque también en Cinco Saltos. Lillia se dedicó al comercio inauguró la primera casa de ropa especializada en la localidad: “Casa Maryli”, de artículos para bebes. En el año 1958 instaló la primera Boutique en Neuquén, con ello la primera galería de la localidad, Galería Royal, con ropa de alta costura, novias, madrinas, y damas en general. “Marta Boutique” vistió por más de cuatro décadas a las mujeres valletanas.

Volviendo a la familia Scianca, en 1992 la casita fue declarada Patrimonio Histórico de la ciudad. En 1996, el edificio corrió peligro de demolición por la construcción del nuevo puente carretero. Un año después el Municipio inició las obras de restauración y reconstrucción del edificio con sus dimensiones originales. Ya en 1998 se refuncionaliza al inaugurarse el Centro de Informes y Servicios al Turista Bartolomé Scianca, proyecto llevado a cabo por la Municipalidad de Neuquén. A don Scianca lo sucedieron, como guardapuentes, Fernando Cazzulino, italiano, y Tomás Altube, entre otros.

Un hermano de don Bartolomé Scianca, Pablo Scianca, había llegado a Cipolletti el 3 de noviembre de 1903. Como consta en El pueblo de Cipolletti y su colonia en el Cincuentenario de su fundación, un libro homenaje del Rotary Club de octubre de 1953. Desembarcó en la estación del FCS, que en ese entonces se llamaba 1190, que es la misma que primero se llamó 1240, y luego Limay. Estaba ubicada en el N° 120 de la hoy calle Fernández Oro.

Otro pionero, don José Delfino, había llegado para trabajar en la proveeduría de la construcción del ferrocarril en 1898 y cuando se concluyó el puente de hierro, sobre el río Neuquén, Delfino se instaló en su margen izquierda, con un negocito que se llamaba Boliche.

Estos son algunos recuerdos cipoleños de familias que llegaron para contribuir al crecimiento de la ciudad.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

9.0909090909091% Me interesa
63.636363636364% Me gusta
12.121212121212% Me da igual
6.0606060606061% Me aburre
9.0909090909091% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario