La condenaron a pagar $2,3 millones por brutal choque

La dura sentencia recayó sobre una cipoleña que colisionó con su camioneta a un motociclista.

Una automovilista cipoleña deberá pagar casi dos millones y medio de pesos a un motociclista que chocó en el cruce de la Ruta Nacional 22 y el acceso a la Isla Jordán. La víctima sufrió múltiples consecuencias en su salud tras el siniestro ocurrido el 24 de febrero de 2012.

Los detalles del proceso judicial se conocieron ayer y a pesar de una apelación, la Cámara Civil confirmó que la acusada y su compañía de seguros deben afrontar un pago de 2.323.582 pesos. Se hizo hincapié en que la víctima tuvo que ser sometida a más de medio centenar de intervenciones quirúrgicas y que estuvo muy cerca de perder una pierna.

Sobre las circunstancias del accidente, se precisó que la mujer conducía una Renault Master y que al intentar subir a la Ruta 22 chocó en forma violenta a un hombre que circulaba en una moto de 150 centímetros cúbicos.

En la demanda, el damnificado consignó que la mujer intentaba trasponer la “22” hacia Cipolletti sin respetar la señal de “pare” y la prioridad de paso que él tenía por circular en una ruta nacional.

A raíz del accidente debió ser asistido primero en el hospital y después en dos sanatorios privados. “Concluye que fue intervenido quirúrgicamente más de cincuenta veces, logrando los médicos salvarle la pierna, aunque continúa con rehabilitación en medicina laboral del Policlínico Modelo”, enfatizó en la sentencia de primera instancia el juez civil Alejandro Cabral y Vedia.

Para resolver la demanda, el juez civil utilizó las conclusiones de la pericia del siniestro: “En la pericia accidentológica, no impugnada por las partes, el perito manifiesta que el vehículo embistente es el furgón marca Renault Master, quien impacta con su frente izquierdo sobre el lateral derecho de la motocicleta. Concluye el experto, que el factor desencadenante del hecho es la maniobra realizada por la camioneta Renault Master, en virtud de que aun teniendo el cartel de ‘pare’ sobre la margen este de la calle Julio Salto, antes del cruce de la Ruta Nacional 22, fue omitido”.

A la hora de las definiciones y apoyándose en los informes de los especialistas, Cabral y Vedia indicó que “dicho esto, se concluye que el obrar de la aquí codemandada no fue el reglamentado”.

Una pericia determinante

Los jueces Emilce Álvarez, Alicia Favot y Marcelo Gutiérrez confirmaron el fallo de primera instancia y destacaron el dictamen pericial. Apuntaron que “la sana crítica aconseja, frente a la imposibilidad de oponer argumentos de este tipo de mayor valor, aceptar las conclusiones del mismo”.

Asimismo, el juez Alejandro Cabral y Vedia consideró no válidas las excusas de vehículos que obstaculizaron la visión.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario