Kielmasz seguirá preso y descartan posibles beneficios

Jueces roquenses destacaron que la perpetua que cumple no tiene límite.

En la vereda contraria del garantista Juan Pablo Chirinos, un tribunal integrado por los roquenses Daniel Tobares, Emilio Stadler y Oscar Gatti desestimó la posibilidad de que Claudio Kielmasz quede libre en un corto plazo y puntualizó que la perpetua impuesta al asesino cipoleño no tiene un límite temporal. De esta forma, el condenado deberá seguir haciendo gestiones para posibles beneficios como las salidas transitorias o la libertad condicional.

El año pasado, desde la defensa oficial, se anticipó que Kielmasz estaba en condiciones de abandonar la cárcel hacia finales de este año. El razonamiento del representante legal del detenido era que se habían cumplido los 25 años impuestos en el 2001 por el primer triple crimen de Cipolletti. La discusión se trasladó a febrero, cuando en una audiencia presidida por Chirinos se convalidó ese criterio y generó una lógica preocupación en los acusadores que, enseguida, elevaron una protesta por el posible otorgamiento del beneficio.

Te puede interesar...

Finalmente, el tribunal de revisión revocó la sentencia que había fijado en 25 años el límite temporal de la pena de prisión perpetua que cumple Kielmasz por su participación en el triple femicidio cometido en Cipolletti en 1997.

Los jueces del Foro de Roca coincidieron en revertir lo dispuesto en febrero por el juzgado de Ejecución Penal 10 y establecieron que, a la luz de la ley vigente al momento de dictarse la condena, la perpetua solo se podrá considerar agotada si Kielmasz obtiene en un futuro la libertad condicional y, desde ese momento, respeta por un plazo de 5 años ininterrumpidos todas las pautas de conducta que se le impongan.

Los magistrados precisaron en su resolución que Kielmasz fue condenado a perpetua en 2001. En 2017 su defensor oficial, Gustavo Viecens, solicitó que se establezca judicialmente la duración de su pena afirmando que las penas a perpetuidad violan la Constitución Nacional y los Tratados Internacionales que la integran. En ese razonamiento, el juez Chirinos estableció en 25 años el límite temporal de la pena.

Contra aquella decisión recurrieron el fiscal de Ejecución Miguel Fernández Jahde y el abogado por la parte querellante, Marcelo Hertzriken Velasco. Tras analizar los planteos de las partes, el tribunal de revisión hizo lugar al recurso.

El condenado se enteró de lo resuelto por videoconferencia.

Un fallo del Superior Tribunal de Justicia

Los jueces roquenses compartieron lo resuelto por el Superior Tribunal de Justicia en precedentes similares, en el sentido de que “nadie puede estar condenado a perpetuidad sin tener en algún momento la posibilidad de obtener la libertad condicional, pues ello iría en contra del principio

resocializador de la pena”. Sin embargo, recalcaron que el máximo tribunal provincial, en aquellos fallos, no estableció ningún límite temporal a las penas de prisión perpetua, sino que se limitó a fijar los plazos necesarios para poder solicitar el beneficio de libertad condicional.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario