Ipross se alejó de la Feclir por los cortes

Ratificaron el fin del contrato con las clínicas de la Federación.

El gobierno provincial confirmó ayer que no extenderá el vínculo con las clínicas y sanatorios agrupados en la Federación de Clínicas y la derivación de pacientes a hospitales y centros privados de salud que no cortaron la prestación a los afiliados al Ipross. “Les pedimos disculpas a los afiliados, pero tomamos esa determinación porque no podíamos seguir sometiéndonos a los caprichos y extorsión permanentes” de la Feclir, aseguró el gobernador Alberto Weretilneck.

La decisión se anunció a principios de la semana y ayer fue ratificada, en medio de manifestaciones de apoyo y de garantías de cobertura para los afiliados por parte de los gremios estatales. El titular del Ipross, Claudio Di Tella, aseguró que a pesar de haber acordado un plan de pagos, la Federación de Clínicas realizó numerosos cortes de prestación que perjudicaron a los trabajadores estatales.

La medida recibió apoyo del gremio UPCN. Su titular, Juan Carlos Scalesi, planteó: “Los constantes anuncios de corte de servicios y reclamos de deudas infundadas hacen pensar en el desinterés de esta organización por sostener una vinculación seria con nuestra obra social”. Desde ATE, en tanto, Rodolfo Aguiar manifestó: “Con urgencia hay que garantizar las prestaciones para estos 50 mil afiliados del Alto Valle, pero hay que seguir poniendo límites a los voraces intereses económicos de estas empresas. Sus dueños se benefician de los fondos públicos y juegan con la salud de la gente”.

Desde el Ipross aseguraron que la obra social gestiona nuevos convenios en la región y mientras tanto derivará la atención a las clínicas con convenios directos y a los hospitales públicos de las diferentes localidades. “Hemos elaborado un plan de contingencias para que ningún afiliado se quede sin atención hasta que podamos firmar un nuevo convenio, con otros prestadores, que tengan la voluntad de trabajar con reglas claras y la solidaridad que debe tener el sistema de salud”, concluyó ayer Weretilneck.

Provincia

Niegan una nueva deuda

La gota que colmó la paciencia del Ipross fue el corte de prestaciones de tres días, la semana pasada. Según aseguró el gobernador Alberto Weretilneck, no había motivos, ya que el plan de pagos por las deudas se estaba cumpliendo. “Nunca dejamos de pagarle a la Feclir. Asumimos un compromiso de pago y lo estábamos cumpliendo, pero ellos pretendían imponer sus reglas”, aseguró.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario