Indignación por castigo menor a un conductor cipoleño

ras la modalidad de un juicio abreviado, se le impuso una pena de tipo condicional de dos años y medio de cárcel.

Esta semana se cerró el proceso oral contra un cipoleño que provocó un grave accidente y que mantuvo en vilo a una familia por la salud de un joven, que permaneció en coma durante varias semanas. La sentencia fue condenatoria, aunque en suspenso, y generó un gran enojo en familiares y amigos de las víctimas.

El siniestro tuvo lugar el año pasado, en la esquina de Venezuela y La Esmeralda, cuando Luciano Obreque, quien conducía un auto acompañado por amigos, fue chocado violentamente por otro vehículo que manejaba un hombre identificado como Luciano Jara. Según la investigación policial, el automovilista escapaba de un control de alcoholemia y, por ese motivo, no pudo evitar la colisión contra el rodado donde se movilizaba Obreque.

No sólo Obreque se vio perjudicado en su salud por el accidente sino también su amigo Facundo López.

Jara fue sentado en el banquillo de los acusados por el delito de lesiones culposas graves y gravísimas agravadas por el exceso de velocidad y la falta de habilitación en el carnet.

Tras la modalidad de un juicio abreviado, donde el acusado acepta su culpa, se le impuso una pena de tipo condicional de dos años y medio de cárcel.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario