El clima en Cipolletti

icon
17° Temp
67% Hum
LMCipolletti Turismo de la Fe

Harán un Cristo gigante para traer fe y turistas al Alto Valle

Un vecino de Fernández Oro encargó una escultura de 12 metros y la instalará en la barda.

Un vecino de Fernández Oro se propuso instalar una escultura de Cristo de 12 metros de alto para que la región tenga su propio paseo religioso en la zona de bardas. Según explicó, la idea es crear un circuito turístico para que los visitantes tengan una excusa para pasar y visitar la ciudad, además de poder otorgar esperanza a aquellos vecinos que lo necesitan.

Carlos Farías, quien hace 20 años se radicó en la ciudad proveniente del Litoral, ya elevó la iniciativa al Concejo Deliberante local y se espera que en breve pueda ser aprobado. Mientras tanto, ya trabaja junto a un escultor neuquino.

Te puede interesar...

En diálogo con LM Cipolletti, Farías explicó que la iniciativa ya cuenta con el apoyo de los concejales y se espera que en breve sea declarada de interés municipal para poder pedir colaboración a la Provincia. “La idea nació de un sueño particular hace dos años atrás. Primero lo hablé a nivel familiar, y luego busqué consenso con los vecinos del barrio, hasta impulsarlo formalmente al Municipio. Soy maestro mayor de obras y me dedico a eso, pero también me gusta idear propuestas para la gente”, expresó.

La motivación principal de Farías es que la gente pueda tomar conciencia de los momentos por los que está atravesando la sociedad, de mucha necesidad, y ofrecer algo que acerque a la fe. “Si uno no tiene fe, queda en el aire”, remarcó.

La escultura fue encargada a un prestigioso artista neuquino, Carlos Quinteros, quien se encuentra trabajando en su taller particular. Las dimensiones de la obra serán de 12 metros de alto, con una base de 3,5 metros de largo y 1,5 metros de espesor. La construcción se realizará por piezas para poder facilitar su traslado.

El lugar propuesto para su colocación es una cruz instalada hace muchos años por un cura francés muy recordado en Oro, el padre Federico. “Él instaló en la zona de bardas, como señal de la última estación para Semana Santa”, contó Farías. El lugar queda en cercanías de Costa Linda, camino al kartódromo de la ciudad.

El vecino desea que Fernández Oro se sume a los circuitos religiosos que tiene Río Negro, para fomentar la fe y la llegada de fieles a la ciudad. “No queremos que sólo sea un lugar de paso, sino que los viajeros pasen y conozcan la ciudad”, manifestó.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario