Harán obras en el P2 para evitar nuevas inundaciones

Tortoriello confirmó que se analiza cómo mejorar la cuenca.

Superados los 50 milímetros de agua de lluvia, el canal P2, en el que confluyen casi todos los desagües pluviales de la ciudad, comienza a desbordarse. Pasó con el histórico temporal de 2014, volvió a ocurrir con la reciente tormenta y seguirá pasando cada vez que llueva con fuerza y de manera persistente.

Municipio y Provincia ya no pueden mirar para un costado y en los próximos días conformarán una mesa técnica de trabajo para recorrer y estudiar el P2 en todo su trayecto, y evaluar cuáles son las obras que hay que ejecutar para evitar que la ciudad vuelva a quedar bajo el agua.

El titular del Consorcio de Regantes, Eduardo Artero, también formará parte porque de alguna manera fue quien tiró la primera piedra. Se espera que participen el intendente Aníbal Tortoriello, el gobernador Alberto Weretilneck y referentes del Departamento Provincial de Aguas.

“El canal P2 es insuficiente como recurso hídrico para desagotar la ciudad, hay que hacer obras para no volver a sufrir esta situación”, sostuvo Tortoriello.

El mandatario local confirmó el anticipo de LM Cipolletti sobre el contacto con el gobernador en el que se acordó analizar toda la cuenca, desde Cinco Saltos hasta su desembocadura en el Río Negro, con el fin de establecer qué trabajos hay que hacer para evitar otra inundación. El debate se centrará en definir si es necesaria una ampliación, si hay que generar otros conductos aliviadores o hacer un canal complementario.

“Este es un tema prioritario, el de los desagües pluviales, después de la experiencia que vivimos”, afirmó el jefe comunal, y destacó la “decisión política” del gobernador de trabajar sobre la cuenca del P2.

Reconoció que si bien como vecino de Cipolletti ya había transitado la tormenta de 2014, desconocía cómo funcionaba la red hídrica. “No entiendo cómo no se tomaron cartas en el asunto en ese momento. Acá, lamentablemente, no se ha hecho ni la más mínima obra para evitar que esto vuelva a pasar. Pero nosotros estaremos al pie del cañón. Será una prioridad”, aseguró.

Para Artero no es tan difícil: “Es cuestión de ponerse a trabajar”. Advirtió que sobre la banquina del canal hay casas, chiqueros, arboledas e incluso caños que pasan y obstruyen cada vez más el caudal del desagüe, a tal punto que en algunos lugares de su recorrido sólo tiene poco más de dos metros de ancho.

“La única descarga pluvial que tiene Cipolletti es el P2, no hay más que eso. Hay que limpiarlo bien, ensancharlo y profundizarlo y luego dejar una banquina libre de 10 metros a cada lado. Si todo el desagüe tuviese 15 metros creo que no habría más problemas”, estimó el chacarero.

Añadió que para avanzar en esa dirección las autoridades tendrán que poner más atención a los loteos que se desarrollan en esta ciudad y ver cómo hace para sacar las casas que fueron edificadas a escasos metros del canal, ya que la limpieza muchas veces no se realiza porque los vecinos no permiten el ingreso de las grandes máquinas, y eso provoca cuellos de botella en el escurrimiento del agua de lluvia.

“No entiendo cómo no se tomaron cartas en el asunto en ese momento. Acá, lamentablemente, no se ha hecho ni la más mínima obra para evitar que esto vuelva a pasar”.Aníbal Tortoriello. Intendente de Cipolletti

“La única descarga pluvial que tiene Cipolletti es el P2, no hay más que eso. Hay que limpiarlo bien, ensancharlo y profundizarlo, y luego dejar una banquina”. Eduardo Artero. Presidente del Consorcio de Regantes

176 milímetros cayeron en las últimas tormentas.

El temporal que comenzó el domingo 23 y se prolongó hasta la madrugada del martes 25 dejó un saldo de 176 milímetros. Las lluvias dieron treguas pasajeras que mitigaron su impacto.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario